Consejo Nacional Electoral abre indagación preliminar contra comité promotor de la revocatoria de Daniel Quintero

El alcalde de Medellín denunció el mal manejo de los recursos.

En la imagen, el alcalde de Medellín (Colombia), Daniel Quintero Calle. EFE/Luis Eduardo Noriega A./Archivo
En la imagen, el alcalde de Medellín (Colombia), Daniel Quintero Calle. EFE/Luis Eduardo Noriega A./Archivo

Este 2 de marzo, el Consejo Nacional Electoral inició una indagación preliminar contra el comité promotor “Más Medellín”, que pretende revocar al alcalde de Medellín Daniel Quintero. La indagación se debe a presuntas irregularidades en sus cuentas.

Esta indagación ocurre luego de que el magistrado Jaime Luis Lacouture solicitara poner lupa sobre este comité, pues existen posibles irregularidades en cuentas y contratos de financiación.

El auto del magistrado César Abre solicita a Quintero ampliar la denuncia, y a Jorge Alejandro Posada, miembro de ese comité de revocatoria, que amplíe los hechos descritos en una carta publicada por el alcalde de Medellín donde se habla de problemas internos y una financiación dudosa.

Una vez se hayan practicado las pruebas del caso se determinará si se abre investigación formal o se archiva el expediente.

Según Quintero, un promotor de la revocatoria está denunciando a sus compañeros “por irregularidades en cuentas, contratos y financiación de 1500 millones”. La publicación del alcalde contiene la carta del promotor Jorge Alejandro Posada y agregó que, “todo el comité revocatorio debe responder por irregularidades según la ley”.

La misiva de Jorge Alejandro Posada está dirigida a Andrés Felipe Rodríguez Puerta, y en ella expresa su inconformidad con el comité del que hace parte. Según explicó Posada, el 3 de enero él, junto a Andrés Felipe Rodríguez Puerta y otros ciudadanos, se presentaron ante la Registraduría General de la Nación para inscribirse como el Comité Promotor de la revocatoria contra Daniel Quintero; ese día, se inscribieron como personas naturales, pero actuando en nombre de algunas organizaciones y Rodríguez Puerta figuró como el vocero de la iniciativa.

“El día sábado 13 de febrero de 2021 usted informó al comité promotor que la campaña de revocatoria costaba aproximadamente 1.500 millones de pesos, según cuentas que usted había definido, e informó que estaba adelantando conversaciones con una firma de abogados de Bogotá, concretamente se refirió a la firma de Abelardo de la Espriella”, prosiguió Posada en el documento.

En esa reunión, según el promotor de la revocatoria, aunque el vocero Rodríguez manifestó el precio de la campaña y la necesidad del equipo de abogados, el resto de los integrantes del comité no estuvo de acuerdo y así se lo dejaron ver.

“En esa reunión se le manifestó de forma expresa que no aprobamos esos contactos, que no era necesario contratar una firma de abogados. También se le expresó de forma clara que ese presupuesto que usted no explicó tenía que ser sometido a discusión y aprobación al interior del Comité promotor”, reveló Posada en el documento.

Según el denunciante, parece que Rodríguez Puerta hizo caso omiso de las palabras de los demás miembros del comité, pues el día 22 de febrero un medio local publicó una noticia en la que anunciaba que ya se había contratado la firma de abogados y se habían tomado decisiones de las que ni Posada ni los otros miembros del comité tenían conocimiento, así que tampoco se les había consultado ninguna de estas.

“Se le recuerda que si bien hasta la fecha usted ha sido el vocero de la iniciativa ante la Registraduría, las decisiones deben tomarse en consenso con los miembros del comité promotor, sumado a que no estamos frente a una autocracia dictada por una sola persona”, sostiene la misiva.

Ante esto, Posada señaló que Rodríguez “decidió sin que la ley y mucho menos el Comité lo autoriza a contratar, dirigir y decidir las cuestiones jurídicas; usted decidió, sin consultar, contratar un gerente de campaña; usted diseñó, sin consultar ni discutir previamente, una logística para la recolección de firmas”.

Por esta razón, en la carta se evidencia un grave conflicto entre los integrantes del comité y, por ende, una división entre ellos. Tanto así que los demás miembros del comité promotor de la revocatoria hacen un claro ‘lavado de manos’ en la misiva y aclaran que los contratos con abogados y decisiones tomadas por Rodríguez serán asumidas solamente por él y no deberán ser vinculadas con ningún otro miembro.

“(Los contratos) no nos obligan de ninguna manera dado que los mismos van en contravía de nuestros intereses no estamos de acuerdo, por lo que la conclusión lógica es que solo usted responderá ante ellos, así como las otras decisiones que usted tomó unilateralmente”, señaló Posada.

Seguir leyendo: