Polémica por maletas de $5 millones que compró la Registraduría

Se conoció una cotización de una serie de elementos adquiridos por la entidad para, aseguran, adelantar procesos de cedulación y registro

Esta mañana se conoció, a través de una denuncia en redes sociales, de la activista María Fernanda Carrascal, que la Registraduria del Estado Civil realizó una serie de compras por una valor millonario, según la entidad, con el fin de adelantar procesos de cedulación y registro en distintas regiones del país.

Carrascal publicó la cotización de la serie de elementos los cuales demuestran la compra de cinco portátiles por $6′366.000, cada uno, más cinco kits de iluminación por $1′279.000 el valor por unidad, cinco captores biométricos por $523.000, valor unidad entre otros elementos.

Sin embargo, llama la atención una compra que se hizo de cinco maletas, supuestamente, para transportar de manera segura estos elementos, todo bien hasta ahí, pero al revisar la compra, se logró constatar que cada una tuvo un $5′831.000, lo que implica un valor total de $29′155.000.

Un precio exhorbitante para unas maletas que transportan elementos, sin embargo, el medio de comunicación La W, aseguró que fuentes cercanas a su equipo de trabajo les confirmaron que se tratarían de unas maletas especiales, con especificaciones especiales de protección, para transportar, con seguridad, los elementos de identificación.

Según señalaron esas fuentes, las maletas fueron especialmente diseñadas para poder cargar estos elementos y, su costo sería tan alto, porque que tienen una vida útil de alrededor de 15 años. Esto porque son necesarias para transportar los otros elementos de región en región.

Debido a las diferentes acusaciones, la Registraduría aseguró que en unos días publicará un documento con la justificación técnica de cada una de las maletas y el por qué es tan alto el costo que tuvieron que pagar por cada una de ellas.

Más escándalos:

Hace unos meses se conoció que el Registrador Nacional, Alexánder Vega Rocha, y la Fiscalía General de la Nación se tomaron la Registraduría Especial de Soledad, Atlántico, tras la recopilación de documentos, videos, entrevistas que revelarían la posible incursión de funcionarios de la entidad en hechos de corrupción.

Se trata de la presunta expedición de documentos de identidad y cédulas de ciudadanía a extranjeros (principalmente migrantes venezolanos) que se encuentran en territorio nacional y pretenderían participar en elecciones de Colombia, acceder a beneficios bancarios o solicitar pasaportes y visas.

El procedimiento judicial se llevó a cabo a través de investigaciones realizadas en el periódico El Heraldo de Barranquilla, que dieron cuenta de un testimonio-denuncia reportando irregularidades en los registros recientes del municipio.

Las denuncias indican que en los archivos de la Registraduría de Soledad se les estaría consiguiendo a los migrantes un ‘progenitor colombiano’ cuyo apellido coincida con el del ciudadano extranjero y así obtener la cédula o el registro civil que les permita acceder a la nacionalidad colombiana.

En auditorías internas se encontraron anomalías que se habrían realizado de manera sistemática y, de ser hallados responsables, los funcionarios afrontarían procesos penales y disciplinarios. Así las cosas, los registros falsos otorgados a extranjeros provocaron la suspensión de la atención al público por dos meses, por lo que los registradores especiales de esa sede fueron declarados insubsistentes y fueron reemplazados.

Siga Leyendo: