Aprobado el proyecto que da vía libre a la reactivación del Consejo Distrital de Paz y Reconciliación de Bogotá

Uno de los propósitos de la iniciativa es que la seguridad ciudadana y la actividad de la Policía se aborden desde un enfoque de derechos humanos.

Foto: Alcaldía de Bogotá / Cindy Castiblanco.
Foto: Alcaldía de Bogotá / Cindy Castiblanco.

En sesión plenaria del Concejo de Bogotá fue aprobado, el pasado sábado 27 de febrero, el proyecto de acuerdo, por medio del cual se reactiva el Consejo Distrital de Paz, Reconciliación, Convivencia y Transformación de Conflictos en el Distrito Capital. El proyecto de acuerdo, que fue aprobado con 32 votos a favor pasó a sanción de la alcaldesa Claudia López.

Este trabajo es liderado por el concejal Diego Cancino y durante la sesión también participaron como ponentes los concejales Pedro Julián López Sierra y Germán Augusto García Maya, quienes enfocaron sus discursos en poder convertir a Bogotá en la capital de la paz y la reconciliación.

El concejal Cancino, uno de los principales promotores del proyecto dijo que, es un hecho histórico que por primera vez de manera colectiva y participativa se va a intensificar la construcción de paz y reconciliación para transformar los conflictos de manera no violenta en Bogotá.

Así mismo, la administración de la alcaldesa Claudia López se pronunció frente a este proyecto a través de Vladimir Rodríguez, alto consejero Distrital para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación. El funcionario agradeció a los concejales autores del proyecto y en especial a Diego Cancino por apostarle a la reactivación del Consejo Distrital de Paz.

A su vez, dijo que este ha sido un trabajo que se ha adelantado con las diferentes organizaciones de Bogotá, con la sociedad civil, líderes y lideresas, para sumar esfuerzos que permitan beneficiar a las víctimas del conflicto.

De igual manera, se precisó que con la aprobación de este proyecto se avanzará en la reparación y toma de decisiones cualificadas para lograr una transformación y mejor uso de los recursos públicos en torno a la defensa de las víctimas del conflicto.

Este proyecto de acuerdo plantea además que, la seguridad, desde un enfoque de derechos humanos, será un componente de la política de paz, reconciliación, no estigmatización y transformación de conflictos.

“El apoyo del Concejo de Bogotá es clave para el fortalecimiento de la Consejería. La Administración Distrital ve con muy buenos ojos esta reactivación del Consejo de Paz en Bogotá que se suma a otros 24 espacios de participación que ya están en marcha”, precisó el consejero. También destacó que, Bogotá es el primer ente territorial reconocido en la ONU por sus esfuerzos de paz.

Por su lado, el concejal Julián Rodríguez Sastoque manifestó su voto positivo para el proyecto de acuerdo, sin embargo, quiere evitar caer en responsabilidades penales o disciplinarias y propone blindarlo al tener los concejales participación en ese Consejo Distrital de Paz.

El proyecto también contó con el respaldo de diferentes organizaciones sociales, entre ellas Viva la Ciudadanía, cuyo director, José Luciano Sanín, explicó que, el Consejo “es un escenario amplio donde convergen muchos sectores para dialogar y concertar políticas públicas locales de paz, reconciliación y convivencia. Esperamos que todo el proceso de reglamentación sea muy dialogado y pueda la ciudad contar con este espacio de participación”.

En su intervención Diego Cancino explicó que, bajo ese modelo, la idea es que la seguridad ciudadana y la actividad de la Policía se aborden desde un enfoque de derechos humanos. “Por primera vez esta ciudad, de manera colectiva y participativa va a intensificar la construcción de paz y reconciliación para transformar los conflictos de manera no violenta. Los jóvenes y las mujeres de los territorios que sufren violencias, tensiones, disputa de intereses que muchas veces terminan en homicidios, en hechos de guerra, cuenten con un espacio de transformación de conflictos”, manifestó.

De acuerdo con el Concejo, Bogotá es una de las ciudades que más desplazados recibe por el conflicto armado con 592.795 personas (desde 1985), es decir el 7,02 % del total de víctimas de desplazamiento del país. Asimismo, la capital registra el 20 % de casos por lesiones personales, es decir, 17.245 de los 82.597 casos. O sea, 1 de cada 5 delitos por lesiones personales se comenten en la ciudad.

En 2020, 1 de cada 5 delitos por amenazas que se cometía en el país tenía lugar en Bogotá. De los 39.740 delitos por amenazas cometidos en el país, 9.030 (22,7 %) fueron en la capital.

Seguir leyendo: