Las vacunas en Colombia se han perdido por mal procedimiento, según la Contraloría

Hasta el 24 de febrero se habían perdido 170 dosis en el país

La contraloría advierte que la perdida de las vacunas se debe al procedimiento
La contraloría advierte que la perdida de las vacunas se debe al procedimiento

La vacunación contra el covid-19 en Colombia inició el pasado 17 de febrero y a la fecha al país han llegado más de 290.000 dosis de Pfizer y Sinovac, de las cuales se han perdido al menos 170, según alertó la Contraloría.

Lina María Aldana Acevedo, contralora Delegada para el Sector Salud, aseguró que una mesa técnica empezó a acompañar este proceso de vacunación, generando alertas para que avance de forma correcta en todo el país.

Entre las alertas, se abordó el punto de la pérdida de vacunas, pues muchos colombianos se encontraban preocupados porque lo relacionaban con corrupción, sin embargo, la contralora aseguró que se trata del procedimiento.

“Hemos encontrado que las pérdidas de vacunas han sido en los procedimientos y no por robo o hurto”, señaló en dialogo con Caracol Radio.

Resaltó que son conscientes que en el proceso de vacunación hay un porcentaje de pérdidas, debido a que las vacunas llegan en un frasco y debe hacerse una dilución y de ella sacar un número de dosis, si este procedimiento no se hace bien se pierden gotas y esto sumado, termina convirtiéndose en algunas dosis incompletas que no se pueden aplicar.

“Hemos determinado que existen fallas en el procesamiento de las vacunas y hemos hecho una alerta importante, porque cuando hacemos corte al 22 febrero, tenemos 16 vacunas pérdidas, luego al 23 de febrero encontramos que son 110 y al 24 de febrero ya son 170”, aseveró en FM Radio.

Por esta razón, se ha informado al personal de la salud, para que se tomen las medidas necesarias para corregir esta falla que se esta presentando en el procedimiento.

Entendemos que hay pérdidas en el proceso, pero alertamos que se va viendo de forma ascendente que no se está manipulando correctamente o no se está haciendo bien el proceso. Las vacunas, aunque tienen porcentaje de pérdida deben aplicarse correctamente los procedimientos” mencionó.

Frente a este tema el ministro de salud, Fernando Ruíz, había hecho un llamó a los ciudadanos a confiar en el control y acompañamiento que hacen los entes encargados de esa tarea, como la Procuraduría, la Contraloría y la Superintendencia Nacional de Salud, que están siempre vigilantes.

De acuerdo con lo señalado por el funcionario, “puede ser factible que en el momento de la aplicación de la vacuna se pueda perder algo del líquido”.

Agregó que en en el caso de la vacuna de Pfizer, el vial trae seis dosis que se restituyen con un diluyente para volverlo más liquido y poder inyectarlo, y en ese momento o cuando se extrae con la aguja, se pueda perder cierta cantidad que al final significa que no se den las seis dosis sino solamente cinco.

Se podría perder una dosis por la forma en que se aplique o se extrae el líquido con la jeringa e incluso puede que se vaya un poco más de dosis con cada aplicación y eso va reduciendo el número de dosis. Eso es lo que puede suceder y evidentemente lo que se debe tener es una adecuada supervisión sobre el proceso y en esa curva de aprendizaje en la que estamos, se puede dar esas eventualidades”, comentó Ruiz.

Otra de las advertencias por parte de la contraloría tiene que ver con las falencias en la cadena de frío para algunas vacunas en específico, con el proceso de ultracongelación como las de Pfizer y Moderna. Además, el ente manifestó que estará atento a que el cronograma de vacunación se cumpla, las cantidades de la vacuna, la población vacunada, entre otros aspectos.


LEA TAMBIÉN