El plan del Distrito para mejorar las condiciones de los vendedores informales en Bogotá

De acuerdo con el director del Instituto para la Economía Social (IPES), Libardo Asprilla, desde la entidad se entregarán 3.300 locales para organizar al gremio.

Una mujer camina frente a un vendedor informal de mascarillas en una calle de Bogotá. (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo
Una mujer camina frente a un vendedor informal de mascarillas en una calle de Bogotá. (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo

Los vendedores informales han sido unos de los más afectados a causa de los cierres y las restricciones que se decretaron en Bogotá para contener la propagación del covid-19 en la ciudad, durante el 2020 e inicios de este año. De acuerdo con el Instituto para la Economía Social (IPES), en la capital del país hay 82.453 personas que trabajan de manera informal, y según el último informe publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) para enero de 2021 la capital del país solo registro un 42,9% de población ocupada informal. Teniendo en cuenta esas cifras, desde el Distrito trabajan en nuevos proyectos para ayudar al gremio.

El Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público (Dadep), por su parte, se encuentra trabajando en una nueva reglamentación para el programa de la Alcaldía ‘Cielo Abierto’, a través del cual buscarán incluir al sector informal en la distribución del espacio público para que también puedan laborar en distintas zonas de la ciudad, así le indicó la directora de la entidad, Alejandra Rodríguez Cortés, al diario El Espectador.

Por su parte, el director del Instituto para la Economía Social (IPES), Libardo Asprilla, explicó al mismo medio que en línea con la tarea del Dadep, desde su institución la labor estará principalmente enfocada a eliminar los cobros gota a gota que realizan otros vendedores o empresas formales a los trabajadores informales, para entregarles un espacio delimitado en donde puedan trabajar.

Para ello, según explicó a El Espectador, inicialmente realizarán una caracterización de la zona donde cada trabajador informal laborará, para que a través de códigos QR las autoridades puedan saber qué persona trabaja en cada zona, y en qué condiciones tiene permitido hacerlo.

Teniendo en cuenta el panorama, Asprilla así mismo indicó al diario bogotano que desde el IPES entregarán 3.300 locales como los semiestacionarios (triciclos), estacionarios e inmuebles en distintos sectores de la ciudad donde hay mayor número de vendedores informales: San Andresito, 20 de Julio, 7 de Agosto, y zonas del Centro como San Victorino, Santa Fe y Plaza España.

El director del IPES, además agregó a El Espectador que para lograr la tarea, ya se encuentran adaptando algunos locales comerciales, al igual que una estrategia comercial, que se implementaría a partir de junio de este año, para impulsar la economía de este gremio en la ciudad, en conjunto con el Dadep.

Se harán ferias temporales en diferentes momentos del año, con productos y actividades según la época. Se van a rotar en diferentes zonas de aglomeración y es un modelo que se compone de locales con vitrinas, sillas y mesas portables, que permiten desarrollar la actividad de manera cómoda”, detalló al mismo diario, el director del IPES.

Así mismo, desde la entidad se sortearán 118 casetas grises para que los vendedores informales puedan instalar sus negocios, y se realizarán cursos de manipulación de alimentos, para que quienes trabajen en ese sector o deseen aprender del mismo, conozcan todo sobre los lineamientos adecuados a la hora de brindar este servicio.

Asprilla igualmente le señaló al medio, que desde el IPES también se planea ayudar a nuevos negocios del gremio con apoyos económicos entre $400.000 pesos y $1,5 millones de pesos para maquinaria o materia prima, para aquellos vendedores informales que producen por cuenta propia algún producto o que apenas están iniciando su organización.

De igual manera, entre los objetivos del IPES para mejorar las condiciones laborales y económicas de este gremio en este 2021, se encuentra lograr afiliar a 22.000 vendedores informales a Colpensiones.


TAMBIÉN PUEDE LEER






MÁS LEIDAS AMÉRICA