Pareja asesinada en un taxi en Santa Marta estaría cobrando una extorsión para el clan del Golfo

La Policía Metropolitana de la capital del departamento del Magdalena, ofreció una recompensa de hasta 10 millones de pesos para quienes den información sobre los sicarios.

Rafael Domingo Murillo García y Luz Adriana Benítez Mercado. Foto: Archivo Particular.
Rafael Domingo Murillo García y Luz Adriana Benítez Mercado. Foto: Archivo Particular.

El pasado lunes 15 de febrero, hacia las 6:30 de la tarde, una pareja que acababa de abandonar un motel, fue asesinada por un grupo de sicarios, cuando se movilizaban en un taxi por el sector del barrio El Líbano, en el suroriente de Santa Marta. Tras las primeras pesquisas, las autoridades aseguraron que los ciudadanos habían llegado a la capital del Magdalena con el fin de cobrar una extorsión para un grupo armado ilegal.

El conductor los sacó del Hostal Kumbaya a la pareja, y cuando venían por el sector de El Parque del Agua, los sicarios lo interceptaron y dispararon a los dos usuarios. La reacción del conductor fue arrancar hasta El Líbano y embalarse a correr”, detalló una fuente al informativo regional Diario El Cesar.

De acuerdo con las autoridades, el atentado fue perpetrado por dos hombres armados que se movilizaban en motocicletas, y quienes dispararon de manera indiscriminada hacia los pasajeros que viajaban en la parte trasera del vehículo. Según la información preliminar, ambos ciudadanos habrían recibido dos disparos cada uno, los cuales causaron su muerte instantánea.

Nosotros solo vimos el carro parqueadero, y los demás conductores pitando porque quedó en la mitad de la calle el vehículo, más nada. Sabemos que las víctimas no son de por acá, pero no sabemos qué habría pasado y cómo”, detalló al mismo medio uno de los residentes del sector que observó la escena minutos después de lo ocurrido.

Las víctimas del atentado sicarial fueron identificadas por las autoridades como Rafael Domingo Murillo García, de 43 años, y Luz Adriana Benítez Mercado, de 38 años, de quienes luego de una indagación, se conoció que tenían anotaciones judiciales.

De acuerdo con el coronel de la Policía, Oscar Solarte, en diálogo con RCN Radio, reveló que Murillo entre sus anotaciones con la justicia había sido señalado por homicidio, porte ilegal de armas y concierto para delinquir.

Además, la Policía Metropolitana de Santa Marta reveló que Rafael Murillo, conocido como alias ‘Mingo’ o ‘El Negro’, era uno de los cabecillas de la organización criminal del ‘Clan del Golfo’, y quien de acuerdo con diarios regionales, habría llegado a la ciudad para controlar la red del grupo armado en las zonas de Santa Marta, Ciénaga, Zona Bananera y Fundación (al norte del Magdalena).

“Estas dos personas habían llegado hace más de 10 días a Santa Marta y se hospedaban en un hostal que se ubica en el barrio la Concepción 2, donde al momento de registrarse dijeron que eran pareja. En el lugar encontramos sus pertenencias y los celulares que estos usaban, los cuales están siendo analizados para verificar las últimas llamadas recibidas”, detallaron los investigadores al medio Hoy Diario de Magdalena.

Luego de que las autoridades informaran a los familiares de las víctimas sobre los hechos que acabaron con la vida de Murillo y Benítez, sus allegados se pronunciaron y dieron a conocer que la pareja antes de salir del municipio de Apartadó, en Antioquia, de donde eran originarios, manifestaron que se dirigían a la capital del departamento de Magdalena para cobrar un dinero presuntamente de una extorsión o de un negocio con estupefacientes.

No sabemos de qué era el dinero que le debían a ‘Mingo’, pero nunca nos imaginamos que los iban a asesinar. Estamos de luto, ‘Mingo’ era una persona demasiado amable, nos ayudaba a todos en el pueblo, estamos muy afectados por la noticia, estamos esperando los cuerpos para darles el último adiós”, indicó un amigo de la pareja al mismo medio.

Teniendo en cuenta esa información, las autoridades de la ciudad manejan la hipótesis de que el asesinato de la pareja se trataría de un ajuste de cuentas entre los grupos al margen de la ley que también tienen presencia en el territorio como ‘Los Pachencas’ o ‘Autodefensas Conquistadores de la Sierra’.

En el momento, la Policía Metropolitana de Santa Marta continúa la investigación para dar con el paradero de los hombres que cometieron los hechos sicariales. La Secretaría de Seguridad de la ciudad además ofreció una recompensa de entre 5 y 10 millones de pesos para quienes den información sobre los responsables del asesinato de la pareja.


TAMBIÉN PUEDE LEER