Tras darle una golpiza, policía de Cali le pidió perdón a un adulto mayor con almuerzo y ropa nueva

José Rodríguez, de 60 años, fue agredido en un proceso de desalojo por habitar debajo de un puente.

José Wilmer Rodríguez, adulto mayor en condición de calle, fue agredido por dos oficiales. Foto: capturas de video.
José Wilmer Rodríguez, adulto mayor en condición de calle, fue agredido por dos oficiales. Foto: capturas de video.

El miércoles 10 de febrero los habitantes de Cali manifestaron en redes sociales su indignación ante el video de dos oficiales de la Policía Nacional que, durante un procedimiento de desalojo, agredieron a un adulto mayor en condición de calle que habitaba debajo de un puente de la ciudad. Ante las críticas y reclamos, a los uniformados se les abrió un proceso disciplinario y la institución se disculpó con el hombre agredido.

José Wilmer Rodríguez es un habitante de calle de 60 años que, según explicó al usuario de Twitter que denunció la agresión en su contra, vivía hace ocho años debajo de un puente; sin embargo, este miércoles dos uniformados le sacaron sus cosas a las malas y lo golpearon. El hecho quedó registrado en un video grabado por Camilo Chará, quien iba en su vehículo cuando fue testigo de la agresión, luego él volvió al lugar y recogió el testimonio de José, quien le confirmó que había sido golpeado, evidencia que de por sí daban las heridas en su frente y abdomen.

“Hace ocho años vivo ahí, nunca me han molestado, ahorita vinieron a sacarme lo poco que tengo”, le contó Rodríguez a Chará mientras le mostraba las heridas que le dejaron los golpes. Además, en el video grabado por el ciudadano se ve que uno de los uniformados se percata de que los están grabando y se acerca al vehículo, pero él se va antes de que el uniformado llegue a su carro.

Policías de Cali agreden a habitante de calle

Ante la indignación que el abuso de autoridad dejó entre los habitantes de Cali y demás usuarios de la red social, las autoridades se pronunciaron al respecto. Por un lado, Harold Cortés, personero de Cali, confirmó que después de recibir la denuncia se acercaron al lugar donde estaba José Rodríguez para corroborar la información y restablecer sus derechos.

“Estamos preocupados como defensores de derechos humanos porque al parecer no se activó la ruta necesaria de estos casos (desalojo). Don José es un habitante de calle y adulto mayor, hace parte de una población vulnerable, lo que hace que merezca un trato especial”, dijo el personero e instó a la Policía a pronunciarse.

El comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Juan Carlos Rodríguez, anunció que ante la situación en la que era “claro que don José tiene unas laceraciones en su cuerpo, vamos a darle claridad mediante un proceso de investigación, como corresponde”, anunció que se empezaron los debidos procesos disciplinarios contra los dos uniformados responsables.

Policía de Cali pide perdón a habitante de calle por agresiones

Además de esto, la Policía Metropolitana de Cali se acercó a don José para pedirle perdón por lo ocurrido y para ayudar a resarcir, de alguna manera, lo sucedido, decidieron darle algunos detalles. Lo invitaron a almorzar en un centro comercial, le dieron ropa nueva, le cortaron el cabello y le permitieron bañarse en sus instalaciones.

Según el general Juan Carlos Rodríguez, “frente a esta situación, inmediatamente ubicamos a don José. Fuimos con él hasta la estación de Policía, logramos prestarle una atención humanitaria con el fin de que mejorara sus condiciones y le recibimos su queja de manera digna”, además agradeció a la ciudadanía por dar a conocer la denuncia.

Finalmente, don José también se mostró agradecido ante las acciones de perdón que se realizaron desde la institución, “gracias a todos ustedes, todos estos días serán llenos de bendiciones en mi vida”. La situación abre debate entre los ciudadanos que aseguran que darle ropa y cortarle el cabello a don José no arregla el daño causado, mientras algunos coinciden en que nunca se debió dar la agresión destacan de manera positiva que las autoridades reconozcan el error y busquen alguna manera de hacer sentir mejor a la víctima de agresión.

Por ahora, los dos uniformados que agredieron a don José continúan vinculados a los procesos disciplinarios por haber violado las normas de la institución.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: