Por vencimiento de términos, quedó libre el hombre que habría lanzado a su novia desde un noveno piso

De acuerdo con la víctima, Pamela Lourdy, la única condición que le pusieron a su presunto victimario, fue firmar un compromiso de no buscarla.

Ni una menos. Eduardo Sánchez. CITIZENSIDE / AFP
Ni una menos. Eduardo Sánchez. CITIZENSIDE / AFP

En junio de 2019, en medio de la ira y una acalorada discusión, Pamela Lourdy, de 28 años, fue golpeada y lanzada desde un noveno piso por quien era su novio, en el barrio Las Cometas, en Envigado, sur del Valle de Aburrá. Hoy, dos años después de su denuncia el maltrato en el que casi pierde la vida, nuevamente le cuenta al país que su expareja logró quedar libre, por vencimiento de términos.

En 2020, Colombia conoció el devastador caso de maltrato del que fue víctima Pamela, quien cayó desde 27 metros de altura, desde el apartamento en el que al parecer se encontraba discutiendo con su pareja, en 2019. En medio de su recuperación, de las múltiples fracturas y heridas que le dejó la caída, la mujer señaló como su atacante al hombre que era su pareja, sin embargo, luego de su testimonio, el hombre recuperó su libertad.

De acuerdo con el diario El Tiempo, Pamela confesó que ella siente temor por su vida, pues tras la declaratoria de libertad a su agresor se siente vulnerable.

“Si me pueden vulnerar a mí el derecho dejándolo salir, pero no lo pueden a él cargar con esos tiempos que corresponden a la jurisprudencia. Yo entiendo que la libertad es un derecho humano, pero dónde quedan los derechos de la víctima. Además, la audiencia se llevó a cabo sin mi abogado”, señaló Lourdy en diálogo con el diario bogotano.

Asimismo, Pamela en medio de su denuncia pública, le contó al medio que a su expareja la única condición que le pusieron, para beneficiarse de esto, fue “firmar un compromiso para que no me buscara”, por lo que indicó sentirse desprotegida.

“Es la revictimización más grande, tener a mi presunto agresor por fuera en la calle”, manifestó Lourdy, quien agregó que no confía en la promesa que firmó su victimario.

“Ni siquiera quedó escrito, sino verbal, donde decía que no se iba a acercar a mí y eso quedó en el acta, pero yo no confío en la palabra de un hombre que presuntamente me tiró de un noveno piso”, manifestó Pamela, que aunque no tiene dudas de quien fue su agresor, reconoce que debe referirse así, hasta que el hombre no sea juzgado.

De igual manera, en medio de su denuncia señaló que el proceso judicial de su caso ha tenido todo tipo de demoras. Según lo revelado por el medio, Pamela contó que como desde el inicio se encontraba en la clínica en su proceso de recuperación, su hermano tuvo que asistir, en su representación, a la primera audiencia para que se hiciera efectiva la lectura de cargos y la legalización de la captura.

Posteriormente, el caso que está en manos del Juzgado Municipal de Envigado, tuvo un aplazamiento de dos veces de la segunda audiencia, la primera por incapacidad del juez y la segunda por una inundación en la edificación del juzgado.

Luego se realizó una audiencia de revocatoria de medida de aseguramiento y una apelación por parte de la defensa, las dos fueron negadas. Y los últimos aplazamientos por parte de la defensa para la audiencia preparatoria fueron el pasado 25 de noviembre de 2020.

“No es cómodo para mí que un presunto feminicida, como la ley me obliga a decir hasta que lo condenen, esté por fuera porque la legislación colombiana no pudo hacer sus tiempos de manera adecuada, y lo tienen libre hasta que un juez decida si es culpable o inocente. En cualquier momento me lo voy a encontrar, y yo como víctima voy a tener que ser la que dé media vuelta y se vaya o a quién le pido ayuda”, concluyó Pamela en sus declaraciones al diario El Tiempo.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:


TE PUEDE INTERESAR