Personero de Bucaramanga pide que las clases continúen en modalidad remota durante todo 2021

El funcionario asegura que, el principal obstáculo para volver a la presencialidad es que los colegios no tienen condiciones físicas óptimas para prevenir el contagio del virus.

Una niña recibe una clase virtual a través de un computador portátil el 7 de agosto de 2020 en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Carlos Lemos/Archivo
Una niña recibe una clase virtual a través de un computador portátil el 7 de agosto de 2020 en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Carlos Lemos/Archivo

La esperanza de que la educación en Colombia volviera a ser presencial se ha desvanecido a causa de las altas cifras de contagio de covid-19 que se han registrado en el país durante este enero. En Bucaramanga, capital del departamento de Santander, las autoridades todavía creen que es viable retornar a esta modalidad en marzo, pero el personero de la ciudad, Daniel Arenas, pidió al alcalde, Juan Carlos Cárdenas, que mantenga la virtualidad durante todo 2021.

“El primero de marzo no nos da las garantías suficientes para salvaguardar la vida y la integridad de niños, niñas y adolescentes y sus familias especialmente en Bucaramanga”, manifestó Arenas, quien también aprovechó para extender la propuesta al gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado.

El personero explicó que el principal obstáculo para volver a las instituciones es que no hay condiciones físicas óptimas que permitan crear estrategias de prevención contra el contagio del virus. Arenas señaló que, este problema no solo pondría en riesgo a los menores de edad y sus familias, sino también a la planta docente y administrativa que labora en los distintos colegios del departamento.

“La infraestructura física, las baterías sanitarias, pero también el hacinamiento en las aulas no brindan las garantías para el regreso a clases”, aseguró el personero.

A esta denuncia se unen más de 12.000 profesores miembros del Sindicato de los Trabajadores del Sector Educativo de Santander (SES), quienes desde el pasado 6 de enero denunciaron que no se sienten seguros volviendo a trabajar presencialmente ya que el riesgo de contagio es muy alto, teniendo en cuenta el volumen de estudiantes y el tamaño de las aulas de los colegios públicos del departamento. Además, afirmaron que en las instalaciones no se cuenta con los elementos de aseo necesarios para desinfectar las áreas y a las personas.

“Se necesitan kilos y kilos de detergente para desinfectar baños, aulas y áreas comunes. Elementos de aseo, personal para ello y elementos de protección para todos”, dijo la docente Sandra Jaimes, vocera del grupo sindical.

La Secretaría de Educación de Santander aseguró que, antes de finalizar 2020 entregó más de 8.000 elementos de bioseguridad a las directivas de cada institución. Con estos artículos se pretende garantizar un retorno seguro a las aulas, pero los docentes santandereanos afirman que esto no es suficiente para proteger su vida y la de los estudiantes.

Teniendo esto en cuenta, el SES solicitó a la Gobernación de Santander realizar un estudio de las plantas físicas de los colegios públicos del departamento, para evidenciar la falta de garantías que existen en esos lugares con y sin pandemia. Además, los docentes propusieron que con los resultados de la investigación se cree un plan de remodelación que establezca condiciones sanitarias seguras.

El gremio aseguró que tiene toda la intención de laborar, pero que su objeción es a volver a las clases presenciales con el virus en el ambiente, condiciones físicas inseguras y sin la vacunación en marcha.

“Nosotros si queremos educación en las aulas, pero con garantías que protejan la vida de nosotros, de la comunidad educativa y de los niños. Hay colegios con infraestructuras muy antiguas, con baterías sanitarias insuficientes”, aseguró Jaimes.

Es importante recordar que, las clases virtuales también presentan obstáculos porque no todos los estudiantes tienen acceso a internet y/o equipos tecnológicos . Con el fin de acabar, o al menos disminuir, este problema, la Alcaldía de Bucaramanga entregó más de 1.000 computadores a estudiantes de zonas rurales.

Le puede interesar: