El caso del expolicía que habría desaparecido a un hombre en Armenia y que pasó a ser fiscal

Por ahora Gildardo Pacheco está vinculado a una investigación por desaparición forzada y a la espera de un fallo en segunda instancia.

En 2015, Daniel Coronell reveló que Pacheco estaba trabajando en el Consejo Nacional Electoral como delegado en la Comisión Nacional para la Coordinación y Seguimiento de los Procesos Electorales.


Foto Daniel Coronell - Semana
En 2015, Daniel Coronell reveló que Pacheco estaba trabajando en el Consejo Nacional Electoral como delegado en la Comisión Nacional para la Coordinación y Seguimiento de los Procesos Electorales. Foto Daniel Coronell - Semana

William Gildardo Pacheco Granados es un teniente coronel retirado de la Policía que, desde 2013, viene apareciendo de manera esporádica en la opinión pública cuando se conoció que, al parecer, en 1991 habría participado de la desaparición de un hombre que, supuestamente, había sido testigo de cómo algunos policías mataban a un civil.

En el año 1992, la Procuraduría lo destituyó e inhabilitó por este caso y fue condenado por la justicia militar en 1993 por privación ilegal de la libertad. Sin embargo, el periodista Daniel Coronell, en 2013, reveló que, a pesar de esto, seguía trabajando en la rama judicial.

Según varios testimonios recogidos por la Fiscalía General de la Nación, Guillermo Hurtado Parra gritó en la noche del 6 de marzo de 1991, después de que lo subieran a un carro, “no me mate, Teniente Pacheco”. El hecho se dio después de que Hurtado fuera detenido en un billar llamado Luna Park, donde trabajaba, con la excusa de que se parecía a una persona que buscaban por hurto. Fue llevado a una subestación de Policía, pero finalmente lo liberaron, nueve horas después. En el camino un carro lo raptó y fue la última vez que se supo de él, pero cinco testigos quedaron de ese momento.

El Espectador conoció el expediente de acusación de la Fiscalía en el que se lee que, según investigaciones, días antes de lo ocurrido a Hurtado Parra se le varó la moto en la que viajaba en zona rural de Armenia y ahí escucho disparos para después ver a unos policías saliendo de un cañaduzal qdonde lo abordaron. Uno de ellos logró identificarlo y lo dejaron ir. Pero en su camino, Guilermo giró hacia atrás y vio a una persona en el piso quejándose, lo que asume la Fiscalía, sería la razón por la cual lo desaparecieron días después.

Entre otros puntos que usa como prueba el ente acusador, está que los testigos afirman que quien subió al carro a Hurtado tenía una camisa blanca, mismo color que otras personas afirman tenía Pacheco ese día, vestido de civil. Entre otros testimonios que conoció El Espectador se lee el del dragoneante que estaba de turno en la subestación y que afirmó que al lugar llegaron agentes de la Sijín vestidos de civil y que desaparecieron apenas Hurtado fue liberado.

Por ahora, como se conoció en 2019, Gildardo Pacheco está detenido desde ese año por la presunta responsabilidad en el delito de desaparición forzada. Desde noviembre de 2020, cuenta el diario bogotano, la Fiscalía determinó su culpabilidad en los hechos y fue llamado a juicio en noviembre del año pasado pero su defensa apeló la decisión, por lo que el proceso se encuentra suspendido hasta que un juez ratifique o no la decisión.

En 2013, el periodista Daniel Coronell reveló que para esa fecha Pacheco había trabajado en la rama judicial y que incluso había sido parte de la nómina del Congreso de la República por ser asesor de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) del entonces representante a la cámara, José Domingo Dávila Armenta, hoy condenado por parapolítica. Pero la sanción que le impuso la Procuraduría, dijo Coronell, no se cumplía ya que para esa fecha el hombre era fiscal décimos de derechos humanos y había sido previamente discal 22 antiterrorismo, cargos que claramente no podía ocupar por la inhabilidad que pesaba. En estos cargos el hombre habría tomado decisiones arbitrarias que, entre otras cosas, permitieron que el paramilitar Jorge 40 se hicieran con varias propiedades de campesinos.

En 2015, en otra columna del periodista, se conoció que Pacheco estaba trabajando en el Consejo Nacional Electoral como delegado en la Comisión Nacional para la Coordinación y Seguimiento de los Procesos Electorales, pero había sido removido del cargo.

LEA MÁS


ÚLTIMAS NOTICIAS