Pasto entra en toque de queda y Nariño ya considera enviar pacientes UCI a otras ciudades

El COVID-19 no da tregua en el departamento colombiano fronterizo con Ecuador, con unos niveles de ocupación UCI superiores al 98 %, según las autoridades locales.

Pasto, Nariño. / Wikimedia Commons
Pasto, Nariño. / Wikimedia Commons

Aunque los niveles de contagios por covid-19 bajaron durante la última semana en Colombia, la situación sigue siendo crítica y así lo demuestra el departamento de Nariño, que en las últimas horas comenzó a notificar a otros territorios del país, en busca de espacios para comenzar a trasladar pacientes con el virus, dados sus altos niveles de ocupación en unidades de cuidados intensivos, UCI.

Diana Paola Rosero, directora del Instituto Departamental del Salud, le dijo a Caracol Noticias: “estamos atravesando un momento difícil en el departamento de Nariño. Continuamos con todas las estrategias para poder garantizar los servicios de salud, sin embargo estamos en el 98,6 de ocupación. Hay momentos que hemos llegado al 100 por ciento de la ocupación”.

Según la base de datos del Ministerio de Salud, el departamento cuenta con un total de 302 camas, de las cuales 160 estaban, hasta el pasado 22 de enero, ocupadas por pacientes con covid-19; 48 con personas sospechosas de tener la enfermedad y 67 con quienes sufren de otras patologías. Con todo, quedaban apenas 27 UCI disponibles.

“Hemos llegado si, a notificar para poder remitir a otros departamentos, pero en su momento ya se ha liberado alguna cama, o hay familias que no aceptan ese proceso de remisión”, le dijo Rosero al informativo. De acuerdo con el mismo, estas solicitudes se han hecho a las ciudades de Cartagena y Barranquilla, mismas a las que Bogotá les pidió ayuda el fin de semana pasado.

Vale recordar que, desde el inicio de la pandemia, Nariño ha reportado un total de 42.704 casos de covid-19, con un saldo de 38.009 recuperados y 1.227 fallecimientos. De estos, 393 casos nuevos fueron reportados ayer, junto con la muerte de 14 personas, informó la Gobernación del departamento.

El panorama es ciertamente más crudo si se revisa la situación particular de Pasto que, según su secretario de Salud, Javier Andrés Ruano, quien le contó al noticiero que “no se ha podido flexibilizar todavía porque tenemos una alta ocupación de unidades de cuidados intensivos. Llegamos a más del 97 por ciento, por ende desde la Alcaldía de Pasto se implementaron medidas de restricción de movilidad o toque de queda”.

En ese sentido, hasta el día de ayer se tenía un reporte oficial de 230 camas UCI en la capital nariñense, 112 de las cuales estaban ocupadas por pacientes covid. Otras 33 correspondían a sospechosos del virus y 61 a personas con otro tipo de dolencias. Así las cosas, la ciudad quedaba con apenas 24 camas disponibles. Todo en una ciudad que ha visto 673 muertes a causa del virus.

Pasto se ha mantenido en un estado de alerta constante desde el pasado fin de semana, cuando comenzó a observar una ocupación en cuidados intensivos superior al 95 por ciento, según la W Radio, con un agravante: “el talento humano, lamentablemente también se contagia y requiere un aislamiento, por ende, la situación en las UCI a veces es complicada porque no se cuenta con la totalidad del personal”, según lo dicho por Ruano a la emisora.

Por ese motivo, y teniendo en cuenta que del 100 por ciento de las pruebas PCR hechas en Pasto el 53 por ciento salen positivas, la capital nariñense se dispone en este momento a cobijarse bajo la medida de toque de queda, que aplica desde el sábado 23 de enero a las 4 de la tarde, hasta las 5 de la mañana del próximo lunes 25 de enero.

Lee también: Defensoría del Pueblo advierte hasta 200 desplazamientos forzados en Buenaventura