Joven lleva más de 48 horas en huelga de hambre para exigir la reconstrucción del edificio de Bellas Artes en Barranquilla

Elías Lacouture se plantó en el lugar desde el martes 19 de enero para llamar la atención de las autoridades locales

Han pasado más de 48 horas y Elías Lacouture no ha comido ni se ha movido de la entrada de de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico (Uniatlántico), ubicada en la calle 68 con carrera 53 en Barranquilla. El joven de 24 años se plantó en el lugar desde el martes 19 de enero en la mañana con el fin de llamar la atención de las directivas de la institución y las autoridades locales y nacionales para que intervengan la estructura del edificio.

Lacouture aclara que no es estudiante de Uniatlántico, pero se declara un amante de la cultura y por ello lamenta la desidia que ha derivado en la deterioración de este recinto. El joven, y parte de la población barranquillera, denuncian que al edificio no le han hecho los mantenimientos necesarios y por eso la estructura presenta problemas graves.

“La idea nació porque desde hace años las instalaciones de Bellas Artes están destruidas y nadie ha hecho nada. Me importa este sitio porque el arte es tan valioso como la ciencia. La gente ha despreciado el arte como si fuera una cosa sin importancia, pero está al mismo nivel de la filosofía, al mismo nivel de la religión”, aseguró Lacouture al diario El Heraldo.

El edificio de Bellas Artes se caracteriza por su diseño republicano y es una de las joyas arquitectónicas de Barranquilla. Desde que se designó en 1940 como un espacio cultural, y posteriormente como una facultad de Uniatlántico, ha contribuido a marcar la historia de la ciudad por poseer los programas de formación artística a nivel superior más antiguos de toda la región.

Durante los últimos años este espacio no es ni sombra de lo que solía ser, y por eso parte de los barranquilleros han demostrado su descontento con la situación. El edificio de Bellas Artes presenta problemas que se deben al tiempo, la falta de mantenimiento, la humedad, el comején y modificaciones estructurales que se han hecho sin estudios previos.

Desde 2017 las autoridades departamentales crearon una mesa de concertación para planear la reconstrucción de Bellas Artes pero hasta ahora no hay obras concretas. A mediados del año pasado se conoció que el proyecto de intervención había asegurado 12 mil millones de pesos y estaba terminado en un 70 por ciento para luego pasar a la fase de ejecución, pero hasta el momento no se ha informado nada más y el recinto sigue cerrado.

Esta situación motivó a Lacouture, quien asegura que no abandonará su protesta pacífica hasta que las autoridades se pronuncien y ejecuten acciones directas para atacar la problemática.

“Pueden suceder dos cosas: o reconstruyen lo que está destruido o muero yo. Estoy dispuesto a aceptar cualquiera de las dos cosas que ocurran”, aseveró el joven.

Lacouture no está solo en su lucha, organizaciones activistas de Barranquilla y otros estudiantes de la Uniatlantico han mostrado su apoyo al joven. La protesta se ha dado de forma pacífica, a pesar de que este 21 de enero se reportó una discusión en la que se involucró a la fuerza pública. Un grupo de jóvenes que estaba en el recinto denunció que uno de los vigilantes del edificio, quien cubrió su identificación, permitió el acceso a uniformados de la Policía sin una razón de peso.

“La única persona que puede autorizar el ingreso de la Policía es la Gobernación y la rectora, aquí se acaba de cometer una violación a la autonomía universitaria”, se escucha reclamar a uno de los jóvenes en un video que circula en redes sociales.

Ante esta situación que, reaviva el debate que existe en Barranquilla por la crisis de los espacios culturales de la ciudad, los mandatarios locales no han hablado de forma directa con quienes hoy se suman a la protestas Lacouture. La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, escribió en su cuenta de Twitter que desde su administración ya se designaron los recursos para intervenir Bellas Artes y que no se ha avanzado en el proyecto porque esperan que Uniatlantico presente los nuevos planos de la estructura.

“En julio de 2020 cumplimos con asegurar $12 mil millones para la reconstrucción de Bellas Artes, hoy seguimos a la espera de que la Universidad del Atlántico cumpla con la entrega de los diseños para ejecutar las obras. Me sumo al clamor de los estudiantes para avanzar en este proyecto”, escribió Noguera.

Le puede interesar: