Cuatro municipios de Cundinamarca en alerta por ocupación de UCI y velocidad de los contagios de covid

Debido a su panorama en materia de salud, en Zipaquirá, Tocancipá, Fusagasugá y Girardot el toque de queda este fin de semana comenzará el viernes, y no el sábado como en los otros 112 municipios del departamento.

Personal médico atiende a un enfermo en una unidad de cuidado intensivo de covid-19. La ocupación de estas camas en Cundinamarca es del 86 %. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Personal médico atiende a un enfermo en una unidad de cuidado intensivo de covid-19. La ocupación de estas camas en Cundinamarca es del 86 %. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Con el fin de descongestionar las unidades de cuidados intensivos (UCI), en los 116 municipios de Cundinamarca habrá toque de queda extendido el próximo fin de semana, aunque hay cuatro poblaciones en específico donde las restricciones serán de mayor envergadura, debido a la preocupación del Gobierno departamental. Se trata de Tocancipá, Fusagasugá, Facatativá y Girardot.

En estos cuatro municipios, las restricción comenzará a las 8 de la noche del viernes 22 de enero e irá hasta las 5 de la mañana del 25 de enero, según el gobernador Nicolás García. Mientras que en los 112 restantes, el toque de que comenzará un día después, es decir, el sábado 23 de enero.

La intensificación de las medidas en los cuatro municipios en mención se debe a que tienen más UCI ocupadas y a la velocidad de los contagios, explicó el Gobernador. En Facatativá, por ejemplo, se están registrando más de 40 casos positivos para covid-19 diarios; y a corte del 19 de enero, había un total de 288 casos.

En Fusagasugá la realidad es muy similar. Las autoridades sanitarias están documentando más de 40 contagios diarios de covid-19, con un agravante: el 95 % de las UCI está ocupado. “Se tenía que tomar esta medida porque hay mucha población flotante que llega a visitar, en su mayoría, a padres y abuelos”, le dijo el alcalde local, Jhon Hortúa al periódico El Tiempo.

Producto de las visitas a los pobladores de Fusagasugá en diciembre se dispararon los contagios, que a corte del 19 de enero eran 609, según el mandatario. Y quienes más han padecido son los mayores de 60 años, al ser la edad uno de los factores de riesgo para covid-19.

En Zipaquirá, la ocupación de camas UCI era del 89 % el 20 de enero, según la Gobernación de Cundinamarca, y el panorama merece aún mayor preocupación si se tiene en cuenta que es el municipio más poblado del departamento, solo después de Soacha.

A El Tiempo, el alcalde de Zipaquirá, Wilson García, le aseguró que también se implementará pico y cédula hasta el próximo lunes, pues se tiene una “una responsabilidad social porque el hospital regional de Zipaquirá tiene la obligación de atender 48 municipios”.

Al tema de la responsabilidad de atender pacientes de otros municipios, en el caso de Zipaquirá, se suma la del departamento de acoger a pacientes covid-19 de la región, aseguró el gobernador Nicolás García. De ahí, el afán de reducir el 86 % de la ocupación departamental de UCI:

Hay que hacer todos los esfuerzos posibles para que volvamos a bajar al máximo ese nivel, ese contagio, y podamos no solo tener una mayor posibilidad de camas UCI para los cundinamarqueses, sino también para estar listos y dispuestos a apoyar a la región

En el caso de Girardot, que el 29 de diciembre no tuvo ni una UCI disponible, hoy la ocupación es del 87 %. Y lo ideal es reducirla, puesto que trabaja en equipo con municipios del Tolima, como Melgar, para atender a los pacientes covid-19.

También le puede interesar: