Medellín no tendrá toque de queda extendido, y Daniel Quintero explica las razones

Las medidas para tratar de manejar la situación de coronavirus en la capital antioqueña no serán tan estrictas en los próximos días, pero requieren una fuerte colaboración por parte de los ciudadanos, aseguró el mandatario.

Daniel Quintero Calle, alcalde de Medellín. Foto: archivo particular, Facebook.
Daniel Quintero Calle, alcalde de Medellín. Foto: archivo particular, Facebook.

Luego de recibir críticas por la implementación de un toque de queda nocturno desde las 8 de la noche del viernes 15 de enero hasta las 5 de la mañana del lunes 18 de enero, por lo inesperado de la noticia y lo confuso de las instrucciones, según comentarios de los ciudadanos en Twitter, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, aseguró que, ahora, no habrá toque de queda extendido.

El tweet de Quintero ocasionó polémica en la ciudadanía.
El tweet de Quintero ocasionó polémica en la ciudadanía.

A pesar de que la ocupación de camas en Unidades de Cuidados Intensivos en la capital antioqueña ya está en un 95%, Quintero aseguró que no será necesario tomar la misma medida para los próximos días, aseguró que, “si bien la ocupación es aún crítica, hay una estabilización en número de personas que ingresan a UCI y una disminución de mayores de 60 años contagiados en la última semana. Las decisiones han sido difíciles pero han dado resultados”.

Según el alcalde, las directrices implementadas con anterioridad han estabilizado la situación, de acuerdo con las cifras que otorgó el funcionario, en las últimas horas ingresaron 43 personas a UCI, tema en el que, precisamente, el alcalde hizo hincapié al recordar que su administración está en la disponibilidad de activar 30 nuevas camas para pacientes que, por estar contagiados de coronavirus, las necesiten.

“A pesar de restricciones de personal, activaremos al menos 30 UCI adicionales con el objetivo de tener margen de maniobra en caso de que ocurra alguna emergencia imprevista o se de un pico de contagio en otras regiones de Antioquia”, informó Quintero.

En medio del anuncio, que hizo a través de un hilo de Twitter, Quintero, aseguró que algunas medidas sí se mantendrán como la restricción a la movilidad regirá entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana, hasta el próximo martes 26 de enero.

El alcalde de la capital del departamento de Antioquia quiso hacer énfasis en que, a pesar de que el anuncio parece ser una especie de ‘relajamiento’ de las estrictas medidas de bioseguridad, la ciudadanía no deje bajar la guardia, al contrario, deben estar más pendientes de proteger su salud y la de sus familiares y amigos siguiendo las ya conocidas reglas sanitarias para evitar los contagios masivos: lavado de manos constante, uso adecuado de tapabocas y distanciamiento social.

“De ninguna manera se puede entender el relajamiento de las medidas como una invitación a irse de fiesta. Todos tenemos que poner de nuestra parte. La vacuna es la única que nos permitirá vencer definitivamente”, señaló.

Esta información llega luego de la consideración del alcalde de, ante un posible colapso del sistema de salud, adecuar cuartos de hoteles para recibir a pacientes que necesiten atención médica pero que no sean positivos para coronavirus.

En entrevista con Caracol Radio, el alcalde de Medellín sostuvo que, una vez la ocupación de camas de hospitalización llegue al 100%,se priorizará la atención a los contagiados con el virus en los centros de salud” y, se habilitarán habitaciones de hoteles para atender a pacientes no covid. La idea es que las camas de atención secundaria y no prioritaria se conviertan en Unidades de Cuidado Intensivo para atender a personas afectadas, de gravedad, por el virus.

Además de los hoteles, explicó Quintero, se podrían adaptar las instalaciones del centro de convenciones Plaza Mayor, en caso de demostrarse la llegada de nuevas cepas del virus al país, o en caso de que se sobrepasen los números de contagiados, y sea difícil la atención adecuada de todos. Así mismo, indicó que, con el inicio del plan de vacunación, se lograrían disminuir los casos positivos y la ocupación de camas UCI, por lo que insistió, nuevamente, en el autocuidado: la única solución hasta que llegue el antídoto al país.