En Colombia no se han detectado cepas de COVID-19 provenientes de Brasil, Sudáfrica o Reino Unido

Luego de los comentarios de varios mandatarios locales, que afirman que ya podría estar la nueva cepa del virus en el país, el Instituto Nacional de Salud confirmó que, por el momento, esto no es cierto.

Foto de archivo. Los frascos con una pegatina que dice "COVID-19 / Vacuna contra el Coronavirus / Sólo inyección" y una jeringa médica se ven frente al logo de Pfizer en esta ilustración tomada el 31 de octubre, 2020. REUTERS/Dado Ruvic
Foto de archivo. Los frascos con una pegatina que dice "COVID-19 / Vacuna contra el Coronavirus / Sólo inyección" y una jeringa médica se ven frente al logo de Pfizer en esta ilustración tomada el 31 de octubre, 2020. REUTERS/Dado Ruvic

Según la OMS, Organización Mundial para la Salud, la nueva cepa del virus mutada en Reino Unido ya se encuentra en 60 países. Y según el Instituto Nacional de Salud, en Colombia no ha sido identificado hasta ahora ningún caso de esta cepa o las provenientes de Sudáfrica y Brasil.

Luego de realizar el estudio en treinta y nueve pruebas seguidas que fueron tomadas entre el 16 de diciembre y el 10 de enero, el Instituto Nacional de Salud emitió un comunicado ayer en la noche confirmando que aún en Colombia no se encuentra las cepas B.1.1.7 de Reino Unido, B.1.351 de Sudáfrica y P.1 de Brasil.

La información del INS aclaró que, de esos 39 genomas publicados por el Gisaid iniciativa científica global que brinda acceso abierto a los datos genómicos de los virus de la influenza y el coronavirus, uno es de Norte de Santander y los 38 restantes son procedentes de Bogotá, esto en las muestras “seleccionadas por la Secretaría de Salud y otros laboratorios de la red ampliada”.

“De las muestras de Bogotá se reportan 6 linajes nuevos, y el resto tradicionalmente circulantes. En total a la fecha, Colombia ha reportado 289 secuencias a Gisaid y se ha identificado la circulación en el territorio de 35 linajes de SASR-CoV-2, confirmó el Instituto Nacional de Salud.

El INS también explicó que en Bogotá los científicos han reportado 51 genomas de los últimos tres meses y “se identifican 16 linajes circulando en la ciudad, los más predominantes son B.1, B.1.1, B.1.5 y B.1.5.32”.

Ahora, según el último reporte del Ministerio de Salud y el INS, en las últimas 24 horas Colombia se reportaron 15.939 casos nuevos de COVID-19. Y el total de contagios registrados oficialmente en el país desde marzo de 2020 es de 1.939.071 junto con 49.402 personas fallecidas.

El número de pruebas analizadas ayer, martes 19 de enero, fueron 75.867, de las cuales 45.861 fueron por PCR y 30.006 de antígeno, por lo que los resultados positivos equivalen al 21 %. Es decir, aproximadamente una de cada cinco muestras analizadas en las últimas 24 horas dieron positivo. Las ciudades que presentaron más casos nuevos fueron Bogotá (5.992), Antioquia (2.375), Valle del Cauca (1.459) y Cundinamarca (847).

Sobre la nueva cepa

Tanto la nueva cepa sudafricana como la británica, estas dos son mucho más contagiosa que el virus SARS-CoV-2 original, que se propaga más lentamente y ya está presente en 23 países y territorios, o sea tres más que el 12 de enero, según indicó la OMS en su última revisión epidemiológica semanal.

Según la OMS también se ha mantenido la propagación de las dos otras variantes surgidas en Brasil, el P1, que apareció en el estado de Amazonas y también se detectó en Japón en 4 personas llegadas de Brasil, y otra cepa.

“Actualmente hay poca información disponible para evaluar si estas nuevas variantes modifican la transmisibilidad o la gravedad”, señaló la agencia de la ONU, pero aclaró que sus características genéticas son similares a las variantes británica y sudafricana. Aunque se conozcan algunas similitudes entre estas dos cepas aún se necesita realizar estudios adicionales.

De acuerdo con información de Revista semana, la variante británica de la que se informó a mediados de diciembre a la OMS se considera entre un 50 y 70 % más contagiosa que el coronavirus original. Por el momento se sabe que está presente en las 6 zonas geográficas de la OMS, mientras que la sudafricana solo se halla en cuatro de ellas, informó la organización sin mencionar los lugares específicos donde se encuentra el nuevo virus.

Estas dos variantes tienen un nivel de contagio mucho más rápido, pero no son más peligrosas que el virus original. Una de las consecuencias que traen estas variantes es el aumento de congestión en las UCI y el aumento de la presión en las diferentes entidades de salud en países como Reino Unido.