La salud mental de los colombianos, una de las mayores preocupaciones en medio de la pandemia

Trastornos mentales como la depresión y la ansiedad son comunes en el proceso que enfrenta la humanidad a causa de la pandemia del covid-19.

La salud mental de los colombianos ha sido uno de los factores más afectados a causa del miedo y la incertidumbre que genera el futuro del país, y de la vida humana respecto a la infección masiva de la covid-19,
La salud mental de los colombianos ha sido uno de los factores más afectados a causa del miedo y la incertidumbre que genera el futuro del país, y de la vida humana respecto a la infección masiva de la covid-19,

En una entrevista para Noticias Caracol, el doctor Rodrigo Córdoba Rojas aseguró que, en medio de la pandemia, la salud mental de los colombianos ha sido uno de los factores más afectados a causa del miedo y la incertidumbre que genera el futuro del país y de la vida humana respecto a la infección masiva de la covid-19, y a la modificación a la que se ha visto sometida la realidad que conocíamos hasta hace poco más de un año.

“Los fenómenos específicos, son esas situaciones de cansancio, esos síntomas mentales, que todos hemos sentido. Hablar de salud mental se hace necesario, hablar en primera persona. Todos hemos tenido miedo, tristeza, rabia. Esas situaciones muchas veces se pueden mejorar con intervenciones dirigidas, con cambios de la conducta”, explicó el especialista.

Las declaraciones de Córdoba coinciden casi paralelo al análisis del panorama que hizo, en diciembre de 2020, la Asociación Colombiana de Psiquiatría, en donde se aseguraba que, para el 2021, se aproximaba una “pandemia de salud mental”.

En una entrevista para el periódico El País, Astrid Isabel Arrieta Molinares, presidenta de la Asociación Colombiana de Psiquiatría, aseguró que la salud mental de los colombianos es un tema al que hay que ponerle atención, y más cuando la situación de la pandemia se está extendiendo sin saber, a ciencia cierta, hasta cuando llegará.

“Debe ser obligatorio por parte del Gobierno, con la estrategia que cree, que las EPS den prioridad y tengan programas completos y específicos en la prevención del suicidio, que emplee varias vías: con los medios de comunicación, las EPS y la campaña directa con entes territoriales e investigaciones asociadas a estas campañas para medir sus impactos”, explicó la psiquiatra barranquillera que manifiesta que lo importante es evitar que ciudadanos lleguen a enfermar de gravedad hasta llegar al punto de tomar el fin de sus vidas bajo su propia cuenta.

De acuerdo con la explicación de Arrieta, muchos aspectos llevan a que una persona caiga en estados depresivos y ansiosos y que, si de por sí era una situación persistente en la mente de algunos ciudadanos, la pandemia, y todo lo que trajo consigo, aumenta estos trastornos considerablemente.

“En Barranquilla subió el intento de suicidio. No estoy diciendo que esto va a suceder en todo el país. Pero eso pasó cuando todo el mundo estaba encerrado. Y en el resto de Colombia hay la misma posibilidad”, resaltó la funcionaria.

En el día internacional de la lucha contra la depresión, el 13 de enero, la Organización Mundial de la Salud expuso las cifras referentes al comportamiento de la salud mental de los colombianos en donde, uno de los datos más preocupantes, se notó que los menores de edad también se estaban viendo afectados por diferentes trastornos mentales.

Según las cifras de ese ente, el 80% de los colombianos han presentado entre uno y tres síntomas de depresión en algún momento de su vida, de los cuales un 25% son niños y adolescentes pero, durante la pandemia, según un estudio del psicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, Bernardo Useche, de la mano con especialistas de la Universidad de Barcelona, “con una muestra de 18.000 colombianos encontramos que el 35% había presentado problemas depresivos durante el confinamiento general en el periodo de junio a septiembre del 2020”.

En medio de las circunstancias, de acuerdo con las apreciaciones de Rodrigo Córdoba, médico que habló con Noticias Caracol, es necesario entender las alarmas que presenta la mente y el cuerpo para solicitar ayuda a tiempo. “Si esto se hace persistente y duradero (síntomas de tristeza, cansancio, estrés, y malestar) es muy importante que se busque profesionales (...) la salud mental, en este momento, como todo, tiene una situación de tensión”, aseguró el experto.

Se trata de un trabajo en conjunto, según Córdoba, en donde la tolerancia y la colaboración sean valores predominantes, el motor de este proceso es la esperanza y la solidaridad. Obviamente la salud mental si se ve menguada, es importante buscar ayuda, porque así como a veces se rompe el equilibrio emocional, las molestias físicas son equivalentes a los fenómenos emocionales”.