Obligatorio advertir sobre complicaciones por covid-19 en etiquetas de cigarrillos y derivados del tabaco

El Ministerio de Salud lanzó nuevas advertencias sanitarias para el control de tabaco que empezarán a regir desde el 21 de julio de este año.

Imagen de referencia.
Imagen de referencia.

El Ministerio de Salud y Protección Social dispuso que, a partir del 21 de julio de 2021, los empaques y etiquetas de productos de tabaco y derivados que se comercialicen en Colombia tendrán que incluir las nuevas advertencias sanitarias. Lo anterior se decretó el 20 de noviembre cuando se publicaron las nuevas advertencias para dar cumplimiento a la Ley 1335 de 2009, que establece la rotación anual de la normativa.

Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud, señaló que la importancia de las advertencias sanitarias en el empaquetado de todos los productos derivados del tabaco radica en que son una herramienta para sensibilizar e informar los riesgos de su consumo y la exposición al humo para la salud, así como disminuir el atractivo que puede generar en los niños, jóvenes y nuevos fumadores. Además, a partir del segundo semestre de 2021, todos los productos de cigarrillo, tabaco y derivados deberán contener los nuevos pictogramas sobre sus efectos en la salud y el mensaje de advertencia sobre el aumento de las complicaciones por covid-19 para los fumadores.

Bermont también señalo que fumar afecta de gravedad algunas órganos y causa enfermedades cardíacas como varios tipos de cáncer, entre ellos de pulmón, garganta y riñón y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o EPOC. En el caso de las mujeres, tienen menos probabilidad de quedar en embarazo y aumenta el riesgo de aborto y la posibilidad de embarazos ectópicos que se producen debido a obstrucciones en las trompas de Falopio, dificultando el paso del óvulo fecundado al útero.

Según el Ministerio de Salud, las nuevas advertencias sanitarias incluyen: ‘El consumo de tabaco causa aborto’, ya que, durante el embarazo, aumenta el riesgo de generar problemas durante el crecimiento adecuado de la placenta, desencadenando abortos, partos prematuros o bajo peso a nacer; y ‘El consumo de tabaco causa cáncer de riñón’, aviso que señala al humo de tabaco como agente emisor de sustancias químicas tóxicas dañinas capaces de alterar el ADN, causar su crecimiento descontrolado y debilitar el sistema inmune.

Además, otras observaciones sobre los paquetes son ‘El consumo de tabaco causa disfunción erectil’, pues, al ser un factor para las enfermedades cardiovasculares, produce alteraciones de la microvasculatura de los cuerpos cavernosos del pene; ‘El consumo de tabaco afecta sus pulmones’, advertencia que considera la exposición de los niños al humo de segunda mano, quienes tienen mayor riesgo de presentar el síndrome de muerte subida, infecciones respiratorias agudas, problemas de oídos y asma severa; ‘El consumo de tabaco causa problemas dentales’, entre ellos la enfermedad de las encías, infección que afecta la estructura ósea que sostiene los dientes; y ‘Fumar aumenta complicaciones por covid-19′, advertencia que decidió incluir el Ministerio de Salud debido a la probabilidad de infección por el virus cuando la persona entra en contacto con las manos y boca, deteriorando los mecanismos de defensa del aparato respiratorio y aumentado la progresión de la enfermedad en estos casos específicos.

Asimismo, el Ministerio reiteró algunas advertencias respecto al uso de tabaco calentado, entre ellas, la adicción y el impacto ambiental, dado que las colillas pueden tardar hasta 12 meses en degradarse en agua dulce y hasta cinco años en agua salada, asimismo, puede afectar la salud de aves y animales acuáticos y filtrar productos tóxicos como plomo y cadmio en el agua. A su vez, Bermont aclaró que, de esta manera, las compañías productoras, importadoras, distribuidoras y comercializadoras deberán regirse a la norma para continuar operando en el país.