“Cuando no se abre y no se trabaja, pues no se come”: presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá critica aislamientos sectoriales

Nicolás Uribe afirmó que desde la entidad se tiene la preocupación, especialmente, por las pequeñas y medianas empresas, tras el nuevo confinamiento en Bogotá.

La nueva cuarentena por localidades frena la reactivación económica de pequeños y medianos empresarios. Crédito: Alcaldía de Bogotá
La nueva cuarentena por localidades frena la reactivación económica de pequeños y medianos empresarios. Crédito: Alcaldía de Bogotá

Luego de que el gobierno haya decretado cuarentena estricta en tres de las veinte localidades de Bogotá, desde la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) expresaron sus preocupaciones con respecto a la medida, argumentando que esto representa un gran problema en materia económica puesto que allí se ubica un gran porcentaje de las empresas de la capital.

Y es que desde el 5 de enero hasta el 17 del mismo mes, las localidades de Usaquén, Suba y Engativá permanecerán en cuarentena obligatoria por los altos índices de contagio de covid-19. Lo que significa que por dos semanas se restringe la movilidad y las ventas en establecimientos comerciales. Únicamente se permite la operación de lugares que presten servicios esenciales como supermercados y farmacias.

Esta medida generó varias críticas y preocupaciones por parte del sector del comercio, ya que se ve afectada la reactivación económica que se venía adelantando desde hace ya algunos meses, tras el aislamiento preventivo obligatorio que se extendió por todo el país.

Nicolás Uribe, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, afirmó que en las tres localidades que rige la medida hay al menos 125.000 empresas que se verían afectadas. Pide que se consideren algunos cambios en las normas, puesto que es necesario generar recursos, empleos y recomponer ingresos para que las empresas puedan subsistir. Desde la CCB se lanzará próximamente un programa de acompañamiento para que los pequeños y medianos empresarios puedan acceder a créditos.

“Hay una gran preocupación alrededor del efecto que las medidas pueden tener en el sector empresarial. En las localidades que tienen en cuarentena obligatoria sobreviven cerca de 125.000 a 140.000 empresas, que representan algo como el 28% total de empresas de Bogotá y el 32% de las pequeñas y medianas empresas”, afirmó Uribe para Noticias RCN.

“El sector empresarial de nuestra región no es un sector de grandes compañías sino de micro que nosotros denominamos ‘ías’, es decir, cafeterías, panaderías, ferreterías, pizzerías, peluquerías, gente que si no abre no genera ingresos y sin ellos, literalmente no come”, añadió.

A esto se suman las dificultades que tienen los negocios para pagar los salarios de sus empleados, el arrendamiento, servicio y demás gastos necesarios para su operación, debido a que, en su mayoría, producen el diario vivir y no logran acumular capital permanentemente.

Según argumentan varios sectores, este tipo de medidas lo único que provoca es que se perjudique la reactivación económica que se adelantaba en la ciudad, ya que los afectados se ven en la obligación de cerrar nuevamente como lo hicieron por más de 5 meses en el año 2020. “Necesitamos no solamente crecer sino crecer rápido para recuperar los 870.000 empleos que todavía necesitamos recomponer en la ciudad de Bogotá”, sostuvo para el mismo medio el presidente de la CCB.

En diálogo con la periodista Camila Zuluaga de Blu Radio, Nicolás Uribe también señalo que: “Dos semanas en un calendario pueden ser muy poco, en la sobrevivencia empresarial pueden ser días definitivos (…) Los restaurantes habían restringido sus servicios y lamentablemente no tienen condiciones para sobrevivir al pago de arrendamientos y servicios”, indicó.

El 75% de la actividad comercial en Bogotá se desarrolla en el sector comercio y el sector servicios, ahora con las nuevas restricciones, actividades como la construcción, turismo y restaurantes, se ven en la obligación de restringir su servicio a pesar de la gran inversión hecha en protocolos de bioseguridad para su operación.

Pero, ¿Cómo apoya la Cámara de Comercio a las empresas?

Desde la entidad se trabajará en los próximos días para presentar a los bogotanos un programa con el objetivo de construir confianza y alternativas para el acceso a créditos, la CCB va a hacer un proceso de acompañamiento y alistamiento para garantizar que muchas empresas puedan lograr acceder a la liquidez que se requiere.

¿Cuál es la propuesta para reactivar la productividad en Bogotá?

Lo principal es mantener las condiciones de operación de las empresas, no hay reactivación posible sin que las empresas puedan funcionar. Las empresas formales tienen unas cargas grandes para poder prestar servicios, restricciones de aforo, protocolos de seguridad, costos operacionales y demás, que no se reducen por cuenta de las cuarentenas, eso por el contrario hace que sea muy complicado avanzar en la construcción de la viabilidad económica de las empresas.

Lea más.