Niña de 7 años murió en Santander por manipular pólvora: ya había fallecido otra menor en Cartagena

La ingesta de los conocidos ‘totes’ generó una falla multiorgánica en su organismo y sangrado en las vías digestivas. Van 136 menores quemados del total de 276 este diciembre, según INS.

Según el INS, 136 menores de edad se han quemado con pólvora este diciembre. EFE/Gustavo Amador/Archivo
Según el INS, 136 menores de edad se han quemado con pólvora este diciembre. EFE/Gustavo Amador/Archivo

La mañana de este 27 de diciembre, el Instituto Nacional de Salud (INS) dio a conocer el fallecimiento de una niña de 7 años, luego de haber ingerido pólvora, en Barrancabermeja, Santander.

La menor de edad murió el sábado, en el Hospital Internacional de Colombia del municipio de Floridablanca, donde ingresó con falla hepática severa, remitida de la Clínica San Nicolás en Barrancabermeja. La razón: una falla multiorgánica y sangrado en las vías digestivas, producto de una intoxicación con fósforo blanco, al ingerir los denominados ‘totes’,

De acuerdo con información obtenida por el medio local La Vanguardia, en un comienzo, los familiares de la menor argumentaron al personal de salud que había sufrido una accidente en bicicleta. No obstante, el no encontrar hematomas ni heridas consecuencia del supuesto accidente, los allegados a la niña tuvieron que decir la verdad.

“El equipo de pediatría volvió a interrogar a la madre y esta evidenció que la pequeña tuvo contacto con artefactos pirotécnicos el día 23 de diciembre”, informó el INS.

La menor falleció luego de consumir 'totes'. Imagen de Twitter. @DiarioDelNorte
La menor falleció luego de consumir 'totes'. Imagen de Twitter. @DiarioDelNorte

El caso de la menor en Santander, sin embargo, no es el primero que se da esta temporada de fin de año, en la cual a la habitual preocupación por la manipulación de pólvora se sumó la del aumento de contagios de covid-19. El pasado 5 de diciembre, se reportó la muerte de una cartagenera de 5 años, debido a la ingesta de totes, y pese a ser traslada a la Clínica Valle de Lili, en Cali, para la atención especializada.

En el departamento de Santander, esta es la segunda víctima mortal por la manipulación de pólvora: el 17 de diciembre, en Girón, falleció un ciudadano de 80 años, tras una explosión en un establecimiento dedicado a la comercialización de este tipo de artefactos explosivos.

En lo que va de diciembre, el INS ha reportado 229 quemados con pólvora, cuando en el mismo periodo de 2019 fueron 276. No obstante, las noticias no son del todo alentadoras, pues cerca de la mitad de las víctimas son menores de edad (136), y han fallecido cinco personas debido a la gravedad de las heridas, cuatro más que el año pasado.

Los totes, por los cuales fallecieron las dos menores en Cartagena y Santander, son los artefactos que más lesionados ha dejado (32,6 %), seguidos de ‘otros’ artilugios (23,8 %), voladores (11,5 %), cohetes (10,1 %) y volcanes (7,4 %), de acuerdo con el INS.

También le puede interesar: