Corte: subsidios para servicios públicos tendrán vigencia hasta 31 de diciembre

Las entidades podrán asumir parcial o total el pago de las deudas de sectores menos favorecidos. A menos que Gobierno gestione un decreto, los hogares volverán a cumplir sus obligaciones, sin ayudas económicas, desde el 1 de enero de 2021.

Foto de archivo. Panorámica del edificio en donde funciona la Corte Constitucional en Bogotá, Colombia, 10 de septiembre, 2019. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Panorámica del edificio en donde funciona la Corte Constitucional en Bogotá, Colombia, 10 de septiembre, 2019. REUTERS/Luisa González

En uno de sus últimos fallos de 2020, la Corte Constitucional declaró ajustada a la Constitución la norma correspondiente a subsidios y servicios públicos de aseo que, con motivo de la pandemia causada por el Covid-19, el Gobierno Nacional decretó para que los usuarios realizaran pagos financiados de dichos servicios.

Es por lo que, luego de estudiar dicha norma y otras medidas referentes a los servicios públicos de aseo, la Corte señaló que su vigencia está estipulada hasta el próximo el 31 de diciembre de 2020.

Sin embargo, declaró que las entidades territoriales podrán asumir total o parcialmente el costo del servicio público de aseo de los usuarios, siempre y cuando se tenga en cuenta la disponibilidad presupuestaria así como la priorización de dichos recursos para ciudadanos que cuenten con menores ingresos y se encuentren en dificultades para estar al día con sus obligaciones.

Para cumplir esta obligación, el giro lo realizarán las entidades directamente a los prestadores de servicios de aseo; esto implica que la facturación de los servicios de acueducto, alcantarillado, energía o gas, podrá ser asumida total o parcialmente los costos de servicios públicos de aseo.

En términos prácticos, el 31 de diciembre concluye el periodo de subsidios que el Gobierno Nacional estableció para que los usuarios cumplieran sus obligaciones con los prestadores de servicios públicos. Sin embargo, las entidades podrán destinar recursos para ayudar a usuarios de estratos bajos en el pago total o parcial de las obligaciones.

La Corte Constitucional concluyó que la norma cumplió con las exigencias formales y materiales previstas en la Constitución, en la Ley Estatutaria de los Estados de Excepción y precisadas en la jurisprudencia de la corporación, por lo que la declaró constitucional.

Corte declaró vigencia medida subsidios servicios hasta el 31 de diciembre de 2020 EFE /Archivo
Corte declaró vigencia medida subsidios servicios hasta el 31 de diciembre de 2020 EFE /Archivo

Hogares con saldo en rojo para el pago de servicios públicos

La situación económica de los hogares colombianos durante la pandemia ha generado retrasos e incluso incumplimientos en el pago de los servicios públicos.

En parte por el desempleo generado por la pérdida de puestos de trabajo, en parte porque los recursos disminuyeron por arreglos con los empleadores, lo cierto es que el saldo rojo de los hogares y las industrias es uno de los balances negativos de la economía en 2020.

De acuerdo con la Superintendencia de Servicios Públicos en un informe publicado por el diario El Tiempo, la morosidad en el pago de los servicios públicos está en alza desde el 15 de septiembre, fecha utilizada para medir el impacto de la reapertura que el país tuvo luego del aislamiento inteligente.

El impacto es medido a través de varios indicadores, siendo uno de los más visibles la cantidad de derechos de petición por parte de los usuarios de servicios públicos a las empresas, que han aumentado un 236%, con 111.564 radicaciones, en comparación con el año inmediatamente anterior.

Además del incremento de este tipo de peticiones, según el informe, es el 50% del volumen de trámites que los colombianos realizan ante la entidad.

Otro factor significativo dentro de esta variable es la amplitud del impacto que tuvo el cese de la moratoria en todos los estratos del país: incluso en estratos 4 y 5 hay morosidad en pagos de servicios públicos, siendo energía y gas, como sectores, los más afectados por este tipo de retrasos.

El sector residencial, el tercero con mayor consumo luego de las empresas y las industrias, fue afectado con dureza en su bolsillo por el encierro, el tránsito hacia el teletrabajo o la pérdida del empleo, factores que son tenidos en cuenta a la hora de hacer una evaluación general del impacto que la pandemia tuvo en la economía del país.

De acuerdo con el reporte de El Tiempo, la Súper informó que, a partir de septiembre, la mora en gas alcanzó $204 mil millones de pesos, lo que representa un incremento del 41% en 60 días. Esta cifra es la segunda más alta en la morosidad de 2020, cuyo tope se observó durante el pico de la pandemia, mes de mayo, que llegó a los $216 mil millones de pesos.

También le puede interesar