Ocde recomienda a Colombia implementar las reformas laboral y tributaria y salario mínimo diferenciado para reactivar la economía

Paula Garda, economista de la Ocde para Colombia y Chile, habló sobre los desafíos que tiene el país para el próximo año, en el que se espera fortalecer y recuperar la economía.

FOTO DE ARCHIVO: Personas con mascarillas caminan por una calle durante la cuarentena impuesta por el gobierno para reducir las tasas de contagio de COVID-19, en Bogotá, Colombia. 27 de julio de 2020 REUTERS/Luisa Gonzalez
FOTO DE ARCHIVO: Personas con mascarillas caminan por una calle durante la cuarentena impuesta por el gobierno para reducir las tasas de contagio de COVID-19, en Bogotá, Colombia. 27 de julio de 2020 REUTERS/Luisa Gonzalez

En diálogo con Forbes, la economista del Organismo para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) en Colombia y Chile, Paula Garda, asegura que las reformas profundas son necesarias para combatir el desempleo y la baja ocupación en los jóvenes, este último como tema primordial que debe tener en cuenta el Gobierno nacional para evitar catástrofes a largo plazo en el país. También señala que es necesario disminuir la brecha entre hombres y mujeres que, debido a la pandemia, se acrecentó.

La economista también sostiene que la reforma tributaria permitirá aliviar las finanzas públicas. En materia de fortalecimiento empresarial y empleo formal, considera que se debe discutir la posibilidad de establecer un salario mínimo diferenciado por región o, incluso, por edades.

Respecto a las medidas que ha tomado el Gobierno frente a la crisis, Garda asegura que las políticas fiscales y monetarias han sido oportunas e innovadoras para prevenir afectaciones a largo plazo en la empleabilidad. Destaca la reducción de la tasa de interés y la estabilidad financiera que ha sido posible gracias al Banco de la República. Pese a lo anterior, la economista señala que Colombia es el país con la mayor brecha de pérdida de empleo entre hombres y mujeres, pues el 14% de la población masculina ha perdido su ocupación, respecto al 14% de sus pares femeninos. Además de las reformas y la formalización del empleo, indica, es pertinente acompañar estos procesos con mejoras a la educación y la formación para el trabajo.

Paula Garda, economista.
Foto: Ocde.
Paula Garda, economista. Foto: Ocde.

Debido a la urgencia por recuperar el empleo y la economía, la economista reitera el carácter imperioso de las reformas laboral y tributaria, pues la pandemia ha incrementado los niveles de pobreza e informalidad. Para ello, será necesario que el país haga uso de los recursos públicos y así podrá apoyar la economía y fomentar la inversión e igualdad.

De la mano de estas políticas, Garda ratifica que el Gobierno debe desarrollar estrategias para reforzar el sistema educativo que dé a los trabajadores una mayor preparación y capacidad productiva. Lo anterior disminuiría las cifras de informalidad que se acercan al 60%. Estas estrategias, manifiesta, deben tener un enfoque basado en los territorios para que la recuperación sea pronta y efectiva. Además, la inversión pública es clave y debe ser garantizada a todos los gobiernos locales.

Asismimo, Garda prevé el crecimiento del 3% para el país en junio del próximo año. Según la Ocde, los niveles prepandemia se recuperaran hasta 2022 o principios de 2023.

La Ocde nació en septiembre de 1961, en reemplazo de la anterior Organización para la Cooperación Económica Europea (Ocee), y cuenta actualmente con 36 miembros, incluido Colombia, la mayoría de ellos europeos, que representan el 60% del PIB global. El objetivo principal es la investigación económica para la cooperación y el crecimiento institucional. Además, contribuye al desarrollo de las políticas públicas en materia de medio ambiente, mercado laboral, educación, entre otros. La organización permite a los gobiernos participantes compartir experiencias y buscar soluciones a problemas comunes a través de un foro permanente.

El 14 de diciembre, el presidente Duque y el secretario general de la Ocde, Ángel Gurría, firmaron un acuerdo de cooperación para acelerar la reactivación económica y potenciar la generación de empleo en el país. Los tres frentes que se fortalecerán son la protección social y la formalización laboral, la diversificación productiva y la sostenibilidad. Esta estrategia contempla inversiones por más de $160 billones en los próximos dos años, provenientes de recursos públicos privados y alianzas publico-privadas.