Comenzó el rescate de corales afectados por el huracán Iota en el Archipiélago de San Andrés

La operación, nombrada Cangrejo Negro, buscará restaurar los ecosistemas marinos de las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que fueron dañados por el huracán Iota el pasado 16 de noviembre.


Entre el 17 y el 20 de diciembre se adelantará también la segunda fase de la evaluación ecológica a los ecosistemas submarinos, por parte de Coralina e Invemar. Foto: Minambiente/Juan Pablo Caldas.
Entre el 17 y el 20 de diciembre se adelantará también la segunda fase de la evaluación ecológica a los ecosistemas submarinos, por parte de Coralina e Invemar. Foto: Minambiente/Juan Pablo Caldas.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible anunció que este jueves 17 de diciembre inició la brigada de rescate de corales junto a Invemar, Coralina, Conservación Internacional y Parques Nacionales Naturales y Corales de Paz.

“En la primera evaluación que se hizo hace dos semanas se evidenciaron algunos puntos afectados por el huracán con colonias de corales derrumbadas, escombros de corales y pérdida de cobertura coralina, puntualmente en el Parque Nacional Natural Old Providence McBean Lagoon, manifestó el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa.

Lea también: “Más grave que los huracanes Eta e Iota es el huracán de la corrupción en San Andrés”: Fernando Carrillo

El director ejecutivo y fundador de Corales de Paz, Phanor Montoya Maya, quien también es integrante de la brigada de rescate, aseguró que, “mientras se concluye la evaluación de los ecosistemas, no olvidemos que estamos frente a la tercera barrera arrecifal más grande del mundo, nosotros vamos a prestar los primeros auxilios al arrecife, en alianza con Coralina, en los puntos que ya fueron identificados”.

Montoya aseguró también que se hará un proceso de reubicación de las colonias que sufrieron los efectos del huracán:

“Se reubicarán colonias que fueron tumbadas por acción del oleaje, que están volcadas, vamos a fijarlas y a rescatar las que han quedado fragmentadas”.

El ministerio aseguró que, dentro de la brigada de rescate también se adelantarán acciones de jardinería de corales, en las que los relictos que hayan quedado sean utilizados en procesos de trasplante y recuperación de las zonas degradadas.

Por su parte, el ministro Correa señaló que Coralina e Invemar también empezarán con “otras evaluaciones que ayuden a determinar el estado de los ecosistemas arrecifales y de pastos marinos en otros sectores cercanos a Providencia y Santa Catalina, y el tipo de intervención que se necesita para asistirlos adecuadamente”.

Ecosistema coralino en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Foto: Coralina.
Ecosistema coralino en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Foto: Coralina.

Los resultados de la primera evaluación ecológica rápida que se hizo en los ecosistemas coralinos

La evaluación preliminar de los efectos del huracán Iota sobre las formaciones coralinas y praderas de pastos marinos, de las Islas de Providencia y Santa Catalina, que fue llevada a cabo por equipos técnicos de Coralina e Invemar, arrojó los siguientes resultados publicados por el Ministerio de Ambiente:

1. De los 24 puntos seleccionados, 16 puntos corresponden a evaluaciones en corales y 8 puntos en pastos marinos.

2. En general las afectaciones del huracán IOTA tanto a los pastos marinos como a los corales no fue homogéneo alrededor de la isla y tampoco fueron catastróficos como se encontraba en el pensar popular, teniendo como referencia los estragos causados en la parte terrestre.

3. Para las áreas de coral con profundidades mayores a 15 metros se encontró un buen estado de sus colonias.

4. En las áreas más someras (entre 4 y 12 metros) las colonias fueron afectadas por volcamientos y derrumbes, así como fracturas y desprendimiento de algunas de las comunidades ramificadas.

5. La mayor afectación del huracán se observó en las especies de coral Orbicella spp., Siderastrea siderea, Colpophyllia natans, Montastraea cavernosa, Pseudodiploria strigosa, Agaricia spp., Porites porites y Dendrogyra cylindrus.

6. Sólo se evidenció un lugar con la mayor afectación a las colonias coralinas en el sector occidental de la isla (Punto 23), en el que más del 50% de las colonias de corales en su mayoría masivas y ramificadas se encontraron volcadas y partidas, muchas zonas con sustrato expuesto y lavado por las corrientes, esponjas y octocorales desprendidos, además de escombros coralinos y rocas acumuladas.

7. En relación con los pastos marinos, se observa que lograron resistir la inclemencia de las mareas y corrientes, permaneciendo en su lugar en la mayoría de los casos.

8. El único sector con evidencia de pérdida de pastos marinos fue la zona que se vio afectada por el encallamiento del barco SMART en el canal entre las islas de Santa Catalina y Providencia.

9. Es importante continuar con la evaluación de las áreas en los sectores de Providencia que no se pudieron visitar y reposicionar la colonias volcadas por el huracán para evitar más pérdida de cobertura coralina que pueda salvarse.

10. Así mismo, es importante marcar la mayor cantidad de colonias posible, con el fin de hacer un seguimiento en el 2021 y evaluar el proceso de recuperación natural.

También le puede interesar:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS