Propuestas de los empresarios en el debate por la reforma laboral

Antes de la crisis económica generada por la pandemia, los índices de desempleo e informalidad alcanzaron cifras elevadas. Empresarios plantean al Gobierno nacional rutas para incrementar los puestos de trabajo y sobrellevar las consecuencias de la crisis generada por el covid-19.

Un hombre trabaja limpiando zapatos en las calles del centro de Bogotá, Colombia. 16 de junio del 2020. EFE/Carlos Ortega
Un hombre trabaja limpiando zapatos en las calles del centro de Bogotá, Colombia. 16 de junio del 2020. EFE/Carlos Ortega

La crisis económica generada por la pandemia ha requerido nuevas estrategias y planes por parte del Gobierno nacional para amortiguar su impacto. Los empresarios coinciden en establecer, como foco central, la formalización laboral como una prioridad. Por ello, el Consejo Gremial Nacional, la Andi, Fenalco, la Anif y Corpocolombiana, entregaron sus propuestas de reforma laboral para que, de manera urgente, pues en su mayoría esperan esta reestructuración para el primer semestre del 2021, se debata y se dé inicio a la recuperación del capital.

Según Sandra Forero, presidenta del Consejo Gremial Nacional (CGN), dado que los tiempos de formación de los trabajadores son extensos y el objetivo principal es la pronta vinculación a la formalidad, los puntos claves son la tecnología y la revisión de las restricciones en los contratos labores, pues, respecto a este ultimo, el exceso de trámites muchas veces desalienta el desarrollo de grandes proyectos. A su vez, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, propone flexibilizar la contratación laboral por horas y su cotización a la seguridad social según lo trabajado. Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, puso sobre la mesa la idea de especificar el costo del salario mínimo por sectores productivos según la región y basándose en la competitividad y productividad.

Esta entidad gremial también plantea el incentivo laboral para las ciudades que adopten un modelo 24/7, pues permitiría dar impulso a sectores como el turismo, el entretenimiento y la economía naranja. Cabal señaló para El Tiempo, además, que las preocupaciones también deben centrarse en la creación y atención de las nuevas “Start-up’s tecnológicas y las industrias y comercios creativos”. Fenalco, en relación con la reducción de los gastos para las empresas, expone la idea de disminuir los recargos dominicales y festivos, el periodo de prueba de un empleo dentro de una empresa, las incapacidades médicas y los costos de despido.

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, el gobierno debe implementar medidas de gasto para los sectores económicos que mas generen empleo con el fin de recuperar el mercado laboral. Aseguran, además, que se deben implementar políticas que contemplen incentivos directos para la fuerza laboral (oferta) y para los empleadores (demanda).

Foto de archivo. Un campesino trabaja en la recolección de papas en un cultivo ubicado cerca al municipio de Jenesano, en el departamento de Boyacá, Colombia, 27 de marzo, 2020. REUTERS/Nathalia Angarita. NO VENTAS NO ARCHIVOS.
Foto de archivo. Un campesino trabaja en la recolección de papas en un cultivo ubicado cerca al municipio de Jenesano, en el departamento de Boyacá, Colombia, 27 de marzo, 2020. REUTERS/Nathalia Angarita. NO VENTAS NO ARCHIVOS.

Mauricio Santamaría, presidente de la asociación, reiteró que es necesaria una reforma laboral para el próximo año que fomente el empleo formal y el sostenimiento de los programas de ayudas para el sector privado, como el subsidio del 40% del SMMLV para el pago de nómina de empleados, las líneas de crédito flexibles y los respaldos de hasta 90% del Fondo Nacional de Garantías. También indicó que se deben desarrollar estrategias para apoyar a los sectores más golpeados y aquellos que “puedan jalonar la demanda de empleo”.

De igual manera, la Anif planteó la conformación de brigadas de trabajo para reparar vías, cuidar bosques, ayudar a los procesos de reforestación, desarrollar actividades deportivas que contraten a mujeres, jóvenes y mayores que no reciban ayudas del Estado, acelerar la ejecución de proyectos de infraestructura y finalizar las obras 4G para dar inicio a las 5G y generar más empleo.

Para Corficolombiana, la crisis económica derivada de la pandemia ha afectado el nivel de ocupación en el país y ha deteriorado las condiciones laborales, debido a que han caído los ingresos ampliando la brecha de desigualdad. Según las cifras del último informe presentado por la corporación financiera, la población vulnerable, quien en su mayoría trabaja en la informalidad, ha sido la más afectada al punto de revertir los últimos 20 años de avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad. Mientras la caída de los ingresos en los trabajadores formales fue del 8%, en el segmento informal alcanzó el 40%. Estos datos reflejan el estado de vulnerabilidad de quienes dependen de los ingresos del día a día. y la falta de condiciones para desempeñar su laboral de forma remota.

A pesar de las ayudas económicas brindadas por el Gobierno (programas de Familias en Acción (FA), Jóvenes en Acción (JA) y Colombia Mayor (CM); la devolución del IVA que contempla el giro de $75.000 cada dos meses para los beneficiarios de Familias en Acción y Colombia Mayor; y el programa de Ingreso Solidario por $160.000 mensuales para quienes no han sido cobijados bajo ninguno de los planes anteriores) la corporación señala que estos beneficios no son suficientes para impulsar y contrarrestar la pérdida de ingresos. Si bien estas medidas fueron un plan de choque para amortiguar la crisis económica, es necesario que se generen empleos formales y se realice una reforma urgente al mercado laboral, pues solo el 10% de la población vulnerable ha sido compensada.

Actualmente, el Gobierno adelanta la estrategia ‘Misión de Empleo’ con el fin de desarrollar planes para generar más vacantes laborales en el país. El programa, idea del Misterio de Trabajo y Planeación Nacional, ha recibido propuestas de entidades del Estado y algunos ministerios, expertos nacionales e internacionales, delegados del Congreso y universidades. El principal objetivo es definir mecanismos y analizar las causas del desempleo. Debido a que la generación y formalización laboral es una prioridad para reactivar la economía, se espera que los megaproyectos de inversión del próximo año contribuyan a cumplir esta meta.