Este es Julián Pinilla, nuevo personero de Bogotá

Llega al cargo tras una polémica elección, por supuesto favorecimiento. Es abogado especializado en gestión pública. Se posesionó ante el Concejo de Bogotá

Julián Enrique Pinilla, personero de Bogotá. Foto: Alcaldía de Bogotá
Julián Enrique Pinilla, personero de Bogotá. Foto: Alcaldía de Bogotá

En una plenaria que varios cabildantes abandonaron, Julián Enrique Pinilla Malagón fue escogido como personero de Bogotá por el Concejo de la ciudad. El recién posesionado sacó 83,27 en la prueba de competencias, la cual fue la más alta calificación. Su elección, con 35 votos a favor, se vio plagada de acusaciones de presunto favorecimiento.

El nuevo personero, quien nació en la capital del país, tiene 35 años y se graduó como abogado de la Corporación Universitaria Republicana. Tiene una maestría en Derecho de la Universidad Sergio Arboleda. Su énfasis en estudios superiores fue en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

Además, cuenta con con cuatro especializaciones en gestión pública, docencia universitaria, derecho laboral y derecho constitucional, en las universidades Externado de Colombia, El Bosque y Corporación Universitaria Republicana, respectivamente.

En pasadas ocasiones, laboró como profesional en la Contraloría General, fue procurador judicial y juez administrativo del circuito en Bogotá.

Según Pinilla, el mérito en esta elección ha sido clave para su posesión como nuevo líder del Ministerio Público del Distrito, ya que la elección de concejales solo correspondía el 10% de lo necesario para poder llegar al cargo. “La Personería debe ser el ángel guardián que está vigilando constantemente a las entidades”, concluyó.

Pinilla deberá ocupar el cargo durante los próximos tres años. Como líder del Ministerio Público, tendrá que liderar acciones para la protección de los Derechos Humanos de la ciudadanía. Uno de los temas más apremiantes, que será tratado por el funcionario, serán las manifestaciones en la capital del país y los excesos de las autoridades en las mismas.

La polémica por supuesto favorecimiento

La elección, originalmente, debió llevarse a cabo en el primer trimestre del año, pero la contingencia del virus COVID-19 hizo que esta se postergara por la imposibilidad de realizar pruebas presenciales. Posteriormente, el proceso continuó desde el mes de octubre y tuvo que suspenderse nuevamente por tutelas en su contra.

Finalmente, se presentaron 460 aspirantes. De estos, solo 295 pasaron el examen presencial y, de estos, 99 fueron escogidos para realizar las entrevistas ante el Concejo de Bogotá.

Lo que cambió en esta elección fue el modelo de selección de candidatos, que pretendía ser más meritocrático que político, en la cual la Universidad Nacional de Colombia iba a ser la que evaluara los méritos por puntos. Además, los cabildantes no iban a tener acceso a esta información.

Sin embargo, se revelaron nombres, correos y puntajes de cada participante. Error que se dio a raíz de que la persona que envió el correo, hizo públicos a los demás receptores, en vez de enviarlo por medio de la opción copia oculta. Según varios concejales, esto fue una acción para torpedear el proceso de selección.

Por esto, el pasado lunes, varios cabildantes decidieron no votar porque aseguraban que el proceso de selección estaba arreglado. “Sí fue evidente cómo se favoreció a un candidato independientemente de los puntajes, que se supone no debíamos conocer, respecto de otros y otras que presentaron una mejor entrevista”, expresó Heidy Sánchez, concejala por la Colombia Humana que se abstuvo a votar. La miembro del Concejo solicitó a Pinilla que actuara con independencia, como debería ser en el cargo que recién ocupa.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Iván Cepeda solicitó a la Fiscalía que acuse a Álvaro Uribe por soborno a testigos

El tango que Iván Duque le dedicó a Juan Manuel Santos