El general Atehortúa declara ante la Fiscalía por presunto caso de corrupción

Mañana será el turno del general William René Salamanca, el uniformado encargado de denunciar las irregularidades.


Director de la Policía, general Óscar Atehortúa.
Director de la Policía, general Óscar Atehortúa.

En la mañana de este lunes, el director de la Policía, general Óscar Atehortúa, tuvo que presentarse en una audiencia en la Fiscalía para responder por las acusaciones de corrupción derivadas de presuntas irregularidades en un contrato de casas fiscales en el departamento del Tolima.

La Fiscalía 4 delegada ante la Corte Suprema de Justicia tendrá que indagar al funcionario por la ejecución irregular del contrato para la construcción de las casas fiscales ‘Cenop’ en San Luis, Tolima, mientras el oficial se desempeñaba como director del Fondo Rotatorio.

A su vez, este martes 1 de diciembre, ante la Procuraduría General de la Nación, se sumará a la investigación el testimonio del general William René Salamanca, inspector de la Policía, quien habría denunciado las irregularidades del hoy comandante de la Policía.

Desde las 8:00 de la mañana, el general Atehortúa ha estado declarando, en una audiencia reservada, respecto al caso que también lo involucraría en temas de extralimitación y tráfico de influencias, actos cometidos en 2019, los cuales generaron una polémica discusión con Salamanca, quien aseguró estar decepcionado de Atehortúa en la declaración que hizo el pasado 24 de noviembre frente al caso.

“Él (Atehortúa) me dice ‘se me sale ya de la oficina’, y yo (Salamanca) le dije: no mi general, ¿por qué me voy a salir de su oficina?”, contó Salamanca quien explicó que el general pretendía enviarlo a unas vacaciones extraordinarias de 400 días, propuesta que él rechazó porque, según él, ya había salido de descanso en junio de 2019.

“¿Usted ahora me da la orden que yo salga de vacaciones cuando le acabo de mencionar que estoy adelantando investigaciones graves contra la corrupción en la Policía y que hay una sociedad colombiana que exige que se luche contra la corrupción?”, declaró Salamanca.

La investigación de los hechos se remonta al pasado diez de marzo, cuando Atehortúa había sido llamado ante la Procuraduría para declarar.

Según las investigaciones que ha venido adelantando la Contraloría hay un “detrimento patrimonial” en la construcción de 51 casas fiscales en el Tolima por una cifra que asciende a los $5.364 millones, que según la defensa de Atehortúa, hubo un “presunto desconocimiento del principio de responsabilidad, al haber faltado probablemente a su deber de adelantar la revisión sobre la obra ejecutada y velar por la buena calidad del objeto contratado”.

El caso llevó a que se hablara de situaciones aún más graves, Salamanca denunció que temía por la vida y la de su familia luego de haber destapado la polémica de aparente corrupción contra Atehortúa, por lo que Carlos Holmes Trujillo, ministro de defensa del País, aseguró que iban a poner a disposición lo que necesitará para proteger su integridad, “en lo que tiene que ver con el general Salamanca, por supuesto cuenta con toda la seguridad. En lo que tiene que ver con el general Atehortúa es un gran director de la Policía y está generando un ambiente operacional muy importante”.