“Si la paz resistió a los entrampamientos de Néstor Humberto y la Dea, resiste todo”: Juan Manuel Santos tras cuatro años de la firma del acuerdo con las FARC

El expresidente afirma que el avance ha sido positivo, sin dejar de lado la “inexperiencia e incompetencia” del Gobierno Duque, según él. También cree que Joe Biden, presidente electo de los Estados Unidos, puede apostar por la erradicación voluntaria de cultivos ilícitos.

Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia y premio Nobel de Paz en el 2016. EFE/Juan Paez/Archivo
Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia y premio Nobel de Paz en el 2016. EFE/Juan Paez/Archivo

Para el expresidente Juan Manuel Santos, quien firmó los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuatro años atrás, el balance de lo que ha ocurrido desde ese entonces en el país es “bastante positivo”, porque se han salvado “miles de vidas, muchas de las regiones conflictivas viven un nuevo amanecer”. Así se lo dijo al reconocido periodista Yamid Amat, en una entrevista para El Tiempo, publicada este domingo 29 de noviembre.

Santos, sin embargo, cree que todavía hace falta mucho por implementar. Según él, no hay una sola iniciativa del Gobierno el materia legislativa que, por ejemplo, saque adelante el punto uno de los Acuerdos, el de la reforma rural. “¿Se imagina lo que significaría para el país si se sienta el Gobierno con la oposición a cumplir con el punto uno, el de la reforma rural? Se podría saldar una deuda con el campo de 200 años, se atacaría de forma contundente la pobreza y la desigualdad que tanto van a crecer con la pandemia”, le planteó el exmandatario a Yamid.

Las palabras bonitas deben convertirse en acciones concretas

La falta de iniciativa en materia legislativa por parte del Gobierno, según Santos, contrasta con la inexperiencia e incompetencia de la administración actual, que, ante los ojos de él, no ha hecho sino señalarlo de lo que ocurre en el país, del recrudecimiento de la violencia, “la pandemia” y hasta de las “goleadas a la Selección” colombiana de fútbol.

“Pero ahí están los hechos, están las cifras de lo que dejamos. Poco a poco la verdad se va conociendo. La inexperiencia y la incompetencia no las pueden seguir escondiendo o justificando con el espejo retrovisor, con comparaciones falsas, después de dos años y medio de tener las riendas del Gobierno”, respondió a una de las preguntas de le entrevista.

De la “manera más amable posible”, en sus palabras, el premio Nobel a la Paz en 2016, piensa que el Gobierno Duque puede y debe hacer mucho más por el acuerdo. Para él, “las palabras bonitas deben convertirse en acciones concretas y con la financiación adecuada”, pese a que quienes están al mando del país han insistido en que han implementado los Acuerdos.

El recrudecimiento de la violencia

Uno de los temas de relevancia que le propuso Yamid Amat al expresidente giró en torno al recrudecimiento de la violencia en algunas regiones del país, que se ha visto representado en las 77 masacres, en las cuales han asesinado a 309 ciudadanos, en lo que va de 2020, según Indepaz.

En respuesta a uno de los interrogantes del entrevistador, cuando le señaló a Santos que algunos sectores manifiestan que a su Gobierno le faltó llegar con institucionalidad a los territorios que dejaron las FARC, y cuyo vacío fue aprovechado por estructuras criminales, el exmandatario respondió que él implementó todo un programa, pero que no se le dio continuidad.

“El plan que se diseñó al principio, plan Horus, para ocupar los 150 municipios más críticos con Fuerza Pública, se adelantó con mucho éxito. Lo coordinó el general Mejía”, contó Juan Manuel Santos.

El que las bandas criminales se “hayan multiplicado como moscas”, según él, obedece a la falta de una “verdadera y eficaz política de seguridad que requiere liderazgo y voluntad política”.

Espera que Joe Biden apoye la resurrección de la erradicación voluntaria

El expresidente Santos le reconoció a Yamid Amat el aumento de cultivos ilícitos, así como que uno de los factores fuera la expectativa de beneficios de los Acuerdos de Paz. Sin embargo, para él, la aspersión con glifosato no es la salida. ¿Por qué?

Porque nunca se asperjó tanto como durante mi ministerio y no funcionó. Además, es costosísimo, malo para el medioambiente y malo para la salud pública.

A la pregunta sobre cuál debe ser la apuesta, el exmandatario afirmó que “apoyar la erradicación voluntaria”, la misma que, en el 2018, contribuyó con la mitad de las 80.000 hectáreas erradicadas. Así lo comprobó la ONU cuando verificó, no una, sino tres veces, que con esta modalidad la resiembra era de menos del uno por ciento”.

En cuanto a la probabilidad de convencer a los Estados Unidos de no presionar al Estado colombiano exigiendo aspersión aérea, su respuesta fue: Biden es mucho más realista y pragmático en este tema. Espero que más bien apoye revivir la erradicación voluntaria.

‘La paz resistirá, pero hay que dejar atrás tanto odio’

¿Está en peligro la paz?, fue la pregunta final de Amat a Santos:

<b>La paz con la Farc no. Si resistió las mentiras y entrampamientos de Néstor Humberto y la DEA, aparentemente resiste todo, por fortuna. Hay que llegar al fondo de este sórdido asunto.</b>

Para Santos, la paz debe trascender la firma de los Acuerdos, debe partir de respetar las diferencias, de “dialogar en lugar de polemizar, a tener empatía, a sentir compasión”.