Norte de Santander declara alerta roja por alza en casos de COVID-19

La Alcaldía de Cúcuta hizo públicas las normas que deberán seguir los ciudadanos. El departamento acumula 27.454 casos y su capital alcanzó los 17.184 positivos.

infobae-image

Las alarmas de las autoridades de Norte de Santander se encendieron por el alto número de casos positivos que acumula para covid-19. A pesar de los esfuerzos para realizar cercos epidemiológicos, las administraciones locales no han podido lograr la mitigación del virus en la población y, por esto, no se ha podido aplanar la curva de contagios en el territorio.

En las últimas horas, se declaró alerta roja hospitalaria en todo el departamento por la alta ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en los hospitales. Según los últimos reportes del Instituto Departamental de Salud, para el 22 de noviembre se registró una ocupación del 87% de camas, las cuales se utilizan para tratar pacientes de coronavirus.

Algunas clínicas también se encuentran en crisis en las alas de hospitalización. Para la misma fecha, las clínicas Medical Duarte y Santa Ana registraban ocupación del 100%. Otros tres centros asistenciales registraron ocupación superior al 60%.

Por otro lado, el pasado lunes se anunció la alta ocupación de camas UCI en Cúcuta, con menos del 20% de camas disponibles.

Por la alerta roja hospitalaria, la Gobernación de Norte de Santander solicitó al Ministerio de Interior autorización para implementar medidas restrictivas en el departamento, con el fin de de disminuir la cantidad de casos positivos diarios.

Entre las medidas a nivel departamental, el gobernador del departamento, Silvano Serrano, propuso restringir la movilidad de la población nuevamente, volviendo a etapas tempranas de la contingencia del virus. El mandatario también busca imponer un toque de queda para que no se pueda transitar desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana.

Para lograr monitorear la situación y hacer cumplir los protocolos de bioseguridad, Serrano propone que 50 personas controlen espacios clave en el departamento.

Por otro lado, la Alcaldía de Cúcuta emitió el Decreto 0539, con el que intentará mitigar el contagio de covid-19, que en la ciudad ya registra 17.184 positivos y 894 fallecidos. Dichas indicaciones se implementaron por la alerta roja, que irá hasta el 1 de diciembre.

La principal de las nuevas reglas es el regreso del Pico y Cédula par e impar, para así restringir el tránsito. Le sigue la suspensión del plan piloto de venta de alcohol en restaurantes, bares y discotecas de las comunas 3, 4, 6, 7 y 8. Por otro lado, se reglamenta la apertura de establecimientos en estas comunas de 6 a.m. a 10 p.m, y se exige que solo funcione de manera remota y por domicilio en horas externas. Dichas comunas tienen alto índice de desobediencia social y, por esta razón, encabezan las cifras de contagio municipal.

Sin embargo, en otras comunas, se permitirá la apertura de los establecimientos hasta las 12 de la media noche y se exceptúa Cenabastos. También se prohíben eventos y fiestas de fin de año en espacios públicos o privados que impliquen aglomeraciones; y se aconseja guardar distanciamiento e implementar el lavado de manos instruido por las autoridades en salud.

La Policía de Cúcuta vigilará más de cerca las comunas restringidas y la Secretaría de Salud hará cercos epidemiológicos en dichos sectores. Además, se implementarán puestos de control de las autoridades en la glorieta Club Tenis, Autopista Internacional, glorieta San Mateo, avenida principal de Atalaya y glorieta El Escobal.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

El Banco de la República se debate entre su primera gerente mujer y un funcionario del Gobierno

Ley de emprendimiento incluiría rebaja para quienes no cumplieron la medida de aislamiento obligatorio