General que denunció corrupción en la Policía asegura que su vida está en peligro

El general William Salamanca afirmó, durante el juicio disciplinario que adelanta la Procuraduría contra el director de la Policía, que está preocupado por su seguridad y la de su familia, debido a advertencias recibidas por parte de otros miembros de la fuerza pública.

General William Salamanca.
Foto: Policía Nacional de Colombia.
General William Salamanca. Foto: Policía Nacional de Colombia.

El general William René Salamanca, durante el juicio disciplinario que adelanta la Procuraduría contra el actual director de la Policía, general Óscar Atehortúa Duque, aseguró que teme por su seguridad y la de su familia, por lo cual le solicitó a la Procuraduría General de la Nación considerar el estado de peligro que los rodean a él y a los hombres a su mando. También denunció que, desde hace algunos días, se ha sentido perseguido y ha visto movimientos extraños en las inmediaciones de su apartamento.

El general Salamanca, señala El Tiempo, ha recibido información de miembros activos y policías en uso de buen retiro sobre el peligro de la situación y pidió proteger a su familia. Asimismo, dio a conocer a la Procuraduría que la empleada que trabaja en su casa se ha sentido intimidada por desconocidos, quienes le han preguntado para quién trabaja e información privada del general. “Mi vida está en peligro”, aseguró ante el ente de control. Además, señaló que su mamá, de 81 años, se vio obligada a trasladarse, por razones de salud, pero que esa información confidencial se filtró y también teme por su seguridad.

Este no es un hecho aislado, pues el general señaló a varios funcionarios de la Inspección, los cuales están solicitando traslados o piden darse de baja, pues temen por su integridad. Según El Tiempo, los miembros de la fuerza pública creen que su vida está en peligro.

Uno de los casos que señaló el general Salamanca, durante la audiencia, es el de un capitán, quien estuvo al frente de las investigaciones adelantadas por los hechos ocurridos en Bogotá durante las protestas del 9 de septiembre, y que ha recibido amenazas de muerte en cuatro ocasiones. Su hoja de vida se filtró desde la oficina de Talento Humano de la Policía y su foto circuló por redes sociales. El capitán tomó la decisión de suspender a miembros activos de la Policía, lo que representó, según el general Salamanca, un grave riesgo para su vida.

También señaló que, pese a las alertas emitidas al director de la Policía, general Óscar Atehortúa, no se han adelantado ningún tipo de actividades para proteger a quienes se encuentran en peligro debido a las 170 investigaciones relacionadas con corrupción desarrolladas en su despacho. Por ello, fue enfático al afirmar que la Policía Nacional no le brinda ninguna garantía para continuar con su trabajo, expuso El Tiempo.

El general Salamanca, que acusó directamente al general Óscar Atehortúa de corrupción, también advirtió que la bitácora del proceso de acusación contra este último trató de ser borrada. En esta, el general consignó información sobre el proyecto de viviendas fiscales ‘Cenop’, en el municipio de San Luis, Tolima. Actualmente se investiga el presunto tráfico de influencias por parte de Atehortúa, irregularidades en la construcción de las casas y la extralimitación de funciones para que el general Salamanca no diera continuidad a la investigación.

Según la Contraloría, el plan de vivienda se abandonó hace cuatro años, lo que habría incurrido en un daño fiscal por $5.364 millones por el uso improductivo de los recursos que invirtió la Policía Nacional a través del Fondo Rotatorio.