Estos son los 10 municipios que concentran las tasas de violencia más altas de Colombia

Los índices de violencia superan a ciudades como Tijuana, que tiene la mayor tasa de homicidios del mundo.

Imagen de labores forenses, en el departamento del Cauca (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr./Archivo
Imagen de labores forenses, en el departamento del Cauca (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr./Archivo

Pese a los avances en la disminución de la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, la situación de violencia sigue prendiendo las alarmas en varios municipios del país. Según recoge el diario bogotano El Tiempo, el número más alto de homicidios se alcanzó en 1990, cuando las cifras ascendieron a 81 homicidios por cada 100.000 habitantes. Pero, actualmente, las cifras han aumentado en varias regiones, principalmente rurales, del país.

Uno de los municipios más afectados por la violencia es Tarazá, ubicado en la subregión del Bajo Cauca en Antioquia con casi 43.000 habitantes. Según cifras de la Fiscalía reveladas en el informe de El Tiempo, la tasa de homicidios alcanzó las 324 víctimas en 2019, la más alta del país. Superó a ciudades como Cali, con 48 homicidios por cada 100.000 habitantes, y Bogotá, con 14.

Los otros municipios que han sufrido las consecuencias de la violencia y el conflicto armado son Corinto, Suárez y Argelia, en el departamento del Cauca; Cáceres, Vegachi y Segovia, departamento de Antioquia; Cumbitara, departamento de Nariño; San José de Uré, departamento de Córdoba y Papunaua, departamento de Vaupés.

Estas zonas de alto riesgo hacen parte del Plan de Direccionamiento Estratégico de la Fiscalía que busca impactar de forma contundente el crimen organizado; la violencia como fenómeno priorizado; aumentar el esclarecimiento de los delitos que afectan la seguridad ciudadana y en zonas rurales; priorizar los homicidios en contra de defensores de derechos humanos, reincorporados y homicidios colectivos; atacar frontalmente las organizaciones y economías criminales; mejorar el acceso a la justicia y fortalecer la acción penal en el territorio.

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo el pasado 24 de abril que al menos 19 defensores de derechos humanos y líderes sociales han sido asesinados este año en Colombia y que están en verificación otras 34 posibles muertes de activistas. EFE/Mauricio Dueñas/Archivo
La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo el pasado 24 de abril que al menos 19 defensores de derechos humanos y líderes sociales han sido asesinados este año en Colombia y que están en verificación otras 34 posibles muertes de activistas. EFE/Mauricio Dueñas/Archivo

Además, las acciones que se tomarán para lograr dichos objetivos abarcan el incremento de la efectividad de la policía judicial con trabajo interinstitucional articulado, fortalecimiento de la presencia de la Fiscalía en los territorios de Colombia adaptada a los fenómenos delictivos de la zona, ampliación de herramientas para mejores investigaciones y la racionalización de la privación de la libertad.

El Plan, según El Tiempo, señala que estas zonas, en su mayoría rurales, cuentan con la presencia de varios grupos armados ilegales y grupos delincuenciales. Los alcaldes y analistas consultados por el medio aseguraron que, si bien el narcotráfico es uno de los problemas causantes de la violencia, la ausencia estatal, las economías ilegales, la no implementación del Acuerdo de Paz y la falta de inversión social son otros factores importantes para entender qué pasa en estos territorios.

El municipio de Argelia, en Cauca, con menos de 30.000 habitantes, tiene una tasa de homicidio que asciende a 289 víctimas por cada 100.000 habitantes. Según señala El Tiempo, es la tercera cifra más alta en el país. El conflicto armado que se vive en la zona es causado por los constantes enfrentamientos entre el Frente Carlos Patiño de las disidencias de las Farc y el Frente José María Becerra del ELN.

Al finalizar la semana pasada, por ejemplo, recuerda el diario que se presentaron 62 muertes violentas y fueron desplazadas más de 400 familias. Pero, a pesar de que las cifras sean alarmantes, pueden ser mucho más altas según el alcalde Jhonnathan Patiño, pues no se registran todos los casos.

Leoanardo González, coordinador del Observatorio de DD. HH y conflictos de Indepaz, explicó a El Tiempo que las altas tasas de homicidio se deben a la ineficiente transición que se hizo después del Acuerdo de Paz en estas zonas del país. Además, luego de las negociaciones, surgieron dos escenarios: la pacificación de los territorios y el incremento de la guerra. Según las cifras, el segundo es el que han tenido que vivir la mayoría de los firmantes de los acuerdos.

Pero, según cifras de MinDefensa reveladas por el periódico La República, 2019 fue el año con la tasa más baja de homicidio en los últimos 44 años. Las cifras más bajas, desde el año pasado, se presentaron en 1975, cuando llegaron a 24,3 muertes por cada 100.000 habitantes. También señalan que en 2019 se registraron 12.825 asesinatos, lo que representó una reducción de 98 homicidios si se compara con 2018.

Foto: Ministerio de Defensa.
Foto: Ministerio de Defensa.

Asimismo, Miguel Ceballos, Alto comisionado para la paz, aseguró que también es responsabilidad de los alcaldes respaldar y hacer seguimiento a la implementación de los acuerdos. Destacó que los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial han sido reconocidos por la ONU.