The Economist afirma que Colombia es el país más “solidario financieramente”

La publicación mantuvo el país en el primer puesto de esta clasificiación por tercer año consecutivo, gracias, en mayor parte, a sus acciones durante la crisis del COVID-19.

People sit in public spaces without keeping social distance, amidst the coronavirus disease (COVID-19) outbreak, in Bogota, Colombia October 23, 2020. Picture taken October 23, 2020. REUTERS/Luisa Gonzalez
People sit in public spaces without keeping social distance, amidst the coronavirus disease (COVID-19) outbreak, in Bogota, Colombia October 23, 2020. Picture taken October 23, 2020. REUTERS/Luisa Gonzalez

La revista estadounidense The Economist, apoyada por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Fundación Bill y Melinda Gates, realiza anualmente un ranking de inclusión financiera en el cual posicionó a Colombia en el número uno, por tercer año consecutivo; esta vez, por su tratamiento de la pandemia, traducido en medidas de apoyo a la ciudadanía.

En el estudio, realizado por la Unidad de Inteligencia de la publicación, llamado ‘Microscopio Global’, Colombia logró 82 puntos sobre 100. Aparte de los demás indicadores de solidaridad, esta vez el estudio incluyó la respuesta financiera a la pandemia del COVID-19 y las oportunidades que presentaron las naciones ante la calamidad.

Con base en el análisis de temas como el apoyo de políticas gubernamentales, estabilidad e integridad, infraestructura, productos y protección al consumidor, la revista posicionó países de la región en cinco de las primeras 10 posiciones. Colombia, en primer lugar; Perú, empatado en primer puesto, con 82 puntos; Uruguay, en tercer lugar, con 78 puntos; Argentina en cuarto puesto, con 74 puntos; México, empatado en el cuarto lugar, y Brasil, en octavo lugar, con 71 puntos.

Este primer lugar en la medición también es el resultado de un marco regulatorio en constante evolución, que promueve la innovación y el uso de mecanismos tecnológicos para simplificar la apertura de productos y facilitar la vinculación de clientes”, expresó la Superintendencia Financiera, quien difundió el logro del país en sus cuentas oficiales de Twitter.

La publicación recalcó que el Banco de la República proporcionó liquidez cuando empezaron las medidas de contingencia por la pandemia con las medidas implementadas, entre ellas, bajar hasta 1,75% la tasa de interés.

Destacó, además, las medidas del Gobierno para proporcionar medios de vida a las personas vulneradas por las medidas de aislamiento social. Además, resaltó la acción de privados como entidades financieras para conceder plazos más amplios de pago a los consumidores.

“Los bancos ofrecieron a los clientes períodos de gracia sobre las obligaciones existentes, reestructuraciones de deuda y el desembolso de nuevos préstamos. El flujo de crédito se consolidó aún más con medidas destinadas a flexibilizar las provisiones de créditos vencidos, así como un programa de garantías gubernamentales, inicialmente avaluado en US$4.000 millones”, afirmó la unidad de investigación de The Economist, quien además destacó la labor de las entidades en realizar trabajos remotos en materia de apertura de cuentas y aprobación de microcréditos.

“La regulación adoptada en febrero para facilitar la apertura remota de cuentas e introducir flexibilidad en la aprobación de micropréstamos se volvió muy conveniente con el brote de Covid-19, mientras que se tomaron medidas adicionales en el segundo trimestre para aumentar los límites de las transacciones realizadas a través de cuentas de dinero electrónico”, explicó.

Con respecto a infraestructura digital, la publicación también resalta el trabajo del Gobierno para digitalizar el pago de subsidios como Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Colombia Mayor y el Ingreso Solidario.

El Gobierno creó el último ingreso en abril para la población de bajos ingresos más amenazada por la pandemia. El documento resalta que en julio de 2020, IS había beneficiado a 1,2 millones de hogares que antes no estaban cubiertos. Además, se realizaron ayudas a las micro, pequeñas y medianas empresas en forma de préstamo con una garantía de hasta el 60% de dichas entidades bancarias y no bancarias.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:






TE PUEDE INTERESAR