Licencia de paternidad de ocho semanas le gusta al Gobierno colombiano, pero no le suena el costo que implicaría

Dependiendo del número de semanas y sobre los ingresos que se desee financiar, el gasto del sistema de salud del país tendría que cubrir costos de hasta $165.000 millones.

Muchos de los padres encuestados se mostró dispuesto a cambiar los roles y pasar más tiempo en el hogar
(iStock)
Muchos de los padres encuestados se mostró dispuesto a cambiar los roles y pasar más tiempo en el hogar (iStock)

Según el Ministerio de Salud, el proyecto de ley que busca establecer en Colombia la licencia parental compartida generaría un costo adicional de $165.000 millones para el sistema de salud del país.

El proyecto, que ya llegó a tercer debate y que ya empezó trámites en el Senado de la República, quiere lograr que, ambos padres puedan repartir sus tiempos para cuidar a su hijo recién nacido libremente, derecho que hasta ahora solo tiene la madre gestante.

La medida espera que los padres puedan dividir sus tiempos e intercambiar semanas para hacerse cargo de sus hijos, pudiendo incluso acceder al beneficio del teletrabajo.

Para el Ministerio de Salud, la medida podría generarle un alto costo a la nación, pues, las ocho semanas que se están proponiendo los impulsores de la medida incrementarían los gastos en el sistema de seguridad social.

Otoniel Cabrera, coordinador del Grupo de Sostenibilidad Financiera de la entidad, explicó, en la audiencia pública del caso, que, “si fueran tres semanas adicionales para la licencia de paternidad, estaríamos hablando de 75.000 millones de pesos para el sistema de salud y si fueran siete semanas más, para un total de ocho semanas de la licencia de paternidad, pues serían alrededor de 165.000 millones de pesos el costo adicional para el sistema de salud”.

Según lo manifestado por Cabrera, las licencias de maternidad que reciben las mujeres gestantes son pagadas directamente por recursos financiados por el Gobierno a través de las EPS, lo que generaría un doble de costos en caso de que se incluyera a los hombres en la medida.

Otra medida que pondría más peso sobre los recursos económicos del país, según Cabrera, sería la decisión de la pareja para escoger cual de los dos tomará el beneficio de las semanas compartidas, pues, si entre los dos, la persona escogida es la que más ingresos tiene mensualmente, las EPS tendrían que pagar una cifra más alta.

“Estamos en este año justos para el cierre del aseguramiento y en la siguiente vigencia, las fuentes del sistema, por la coyuntura fiscal del país por la que atravesamos, tenemos una restricción presupuestal bastante fuerte. A nosotros nos parece loable el proyecto, pero sí es importante que se defina con qué recursos adicionales va a contar el sistema para poder hacer estos pagos de la licencia parental compartida”, manifestó.

El debate sobre el proyecto de ley, que tendrá una discusión forma ante la Comisión Suprema del senado, tiene ponentes como José Daniel López, representante del partido Cambio Radical, quien sustenta que “con este proyecto buscamos ampliar la licencia de paternidad y tomamos medidas de antidiscriminación en procesos de selección, como prohibir preguntas sobre planes familiares y reproductivos”, según López, serían preguntas que a veces podrían sopesar en la decisión de contratación.

La ONU Mujeres, respecto al tema, publicó un informe llamado ‘La ampliación de la licencia de paternidad en Colombia: análisis costo – beneficio y de impacto fiscal’, en el advirtieron al país analizar la medida en términos económicos.

“Se debe considerar que ampliar la licencia de paternidad requiere un esfuerzo fiscal importante, pero con amplios efectos en la igualdad. Según los datos de la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (PILA), la licencia de paternidad tiene un costo actual de 33.169 millones de pesos, valor que asume el sistema de salud y se financia con las cotizaciones que hacen los trabajadores formales y sus empleadores”, manifiesta el informe.

Para la organización, los costos serían incluso más altos de lo que está calculando el Ministerio de Salud, pues no sería un gasto adicional de 165.000 millones, “ampliar la licencia de paternidad de ocho días a ocho semanas significaría un costo de 214.491 millones de pesos”.

TE PUEDE INTERESAR