Voto electrónico entre las nuevas propuestas para reformar elecciones en Colombia

Proyecto de ley propondría cuatro nuevas formas de voto, tres de ellas involucran el uso de dispositivos electrónicos. La reforma al Código Electoral generó polémica en el Legislativo.

Mecanismo de voto electrónico utilizado en Argentina / (Archivo).
Mecanismo de voto electrónico utilizado en Argentina / (Archivo).

Teniendo en cuenta la intención de la Registraduría Nacional del Estado Civil de expedir una nueva cédula digital para los colombianos y así desarrollar el voto en línea en futuras elecciones, el Ministerio de Interior hizo público ante el Congreso de la República el Proyecto de Ley 234 de 2020, para expedir y dictar disposiciones en el código electoral colombiano.

Entre las disposiciones del proyecto de ley estatutaria se proponen cuatro nuevas formas de voto: el voto anticipado, el voto electrónico remoto (por Internet), el voto anticipado electrónico remoto y el voto electrónico mixto (votar en una máquina y que haya un comprobante en físico).

En Colombia desde siempre se ha mantenido como modalidad de votación el papel en las urnas y el conteo manual de las decisiones de los votantes. Con la reforma al Código Electoral, el Gobierno Nacional propone modificar 268 artículos relacionados con la estructura de la Registraduría, las modalidades de votación y la cedulación en el país.

La inclusión de las nuevas formas de voto electrónico que harían uso de Internet y las tecnologías no dejan de despertar polémica en el Congreso. Parlamentarios de diferentes partidos consideran que el país no cuenta con un amplio conocimiento de ciberseguridad que garantice el resultado electoral, ni mucho menos la prevención de fraudes o hackeos.

La representante Ángela María Robledo expresó que hay más dudas que certezas sobre el voto electrónico en Colombia y que los costos que tendría que afrontar el Estado en plena recuperación de la pandemia serían altos, “hay una fiesta tecnológica con la que quieren animar el Código Electoral”.

El representante Rodrigo Lara también se pronunció al respecto y cuestionó la fidelidad de las plataformas electrónicas “el voto electrónico implica utilizar máquinas para su contabilización, ello es distinto al voto remoto; el problema de las mismas radica en si están conectadas en red, ya que son susceptibles de fraude masivo”.

Contrariamente, el representante Luis Fernando Velasco, dijo que un mecanismo para proteger la seguridad en el voto puede ser la huella. “La huella biométrica servirá para que se establezca quién es realmente quien está votando; se deben detectar los errores que se presentan tradicionalmente en el proceso electoral y establecer una solución para ellos”.

Aparte de la fidelidad del sistema de voto electrónico, otro de los puntos que se cuestionan tiene que ver con la profesionalización de los funcionarios de la Registraduría y su transparencia. Ante este punto, el senador Fabio Amín propuso capacitaciones adecuadas. “Los registradores municipales deben ser profesionalizados, para ello deben preservarse las garantías laborales de quienes pasen de ser técnicos a profesionales y aún más para quienes continúen siendo técnicos”.

Desde 2004 Colombia ha intentado implementar el voto electrónico, incluso en 2011 el Gobierno Nacional estableció una reforma electoral en la que intentó ponerlo en práctica para las elecciones de 2014. Sin embargo, aún no ha sido posible por las dudas que generaría el sistema.

¿En dónde sí y en dónde no se ha podido implementar el voto electrónico?

La estadística de la implementación del voto electrónico en Suramérica da cuenta de que los países que nunca han implementado el voto electrónico (para noviembre de 2020) son: Bolivia, Colombia, Chile, Guyana, Guyana Francesa, Surinam y Uruguay.

Estadística del voto electrónico en el mundo para noviembre de 2020. En Sudamérica cuatro países implementan la medida en sus elecciones / (Twitter: @TheBigDataStats).
Estadística del voto electrónico en el mundo para noviembre de 2020. En Sudamérica cuatro países implementan la medida en sus elecciones / (Twitter: @TheBigDataStats).

Quienes sí han logrado hacer la transición al voto electrónico en la parte baja del continente son: Brasil y Venezuela. Paraguay lo hizo pero tuvo que descontinuarlo, mientras que Argentina y Perú lo tienen en ciertas partes del país. Ecuador, por su parte, mantiene planes piloto para determinar si es viable o no el mecanismo para sus comicios.

Aunque para las elecciones presidenciales de 2022 no se vaya a implementar aún alguna modalidad de votación electrónica, no se descartan pruebas piloto del mecanismo para ciudadanos residentes en Colombia y también en el extranjero, tal como ocurre en Ecuador. Así las cosas, el lunes 9 de noviembre de 2020 la Comisión del Senado continuará con el debate de los artículos a modificar y la inclusión de estas formas de votación.

Ver más:

La nueva cédula digital llegará en diciembre

Así nacionalizaban ilegalmente a migrantes venezolanos en una Registraduría de Soledad, Atlántico