Rumba, trago, mentiras y peleas: el coctel que convirtió a Johan Arango en el futbolista colombiano más indisciplinado de los últimos tiempos

El futbolista colombiano de 29 años tiene un historial de hechos bochornosos en los clubes donde ha militado y que van en contravía de su talento con los pies.

Soccer Football - Copa Libertadores - Sao Paulo v Binacional - Estadio Morumbi, Sao Paulo, Brazil - October 20, 2020 Binacional's Johan Arango in action with Sao Paulo's Dani Alves Pool via REUTERS/Andre Penner
Soccer Football - Copa Libertadores - Sao Paulo v Binacional - Estadio Morumbi, Sao Paulo, Brazil - October 20, 2020 Binacional's Johan Arango in action with Sao Paulo's Dani Alves Pool via REUTERS/Andre Penner

La carrera de Johan Arango ha tenido como protagonistas a los actos de indisciplina, el jugador que hace parte de las filas del Binacional de Perú sumó uno más a su historial esta semana; fue denunciado por el intento de violación a una mujer, durante una fiesta en la madrugada del viernes, en casa del futbolista mexicano Ómar Tejada, que pertenecía a la plantilla de Melgar.

El vallecaucano de 29 años marcó la diferencia en el fútbol profesional colombiano desde sus inicios gracias a su técnica exquisita, pero el talento con los pies pasó a un segundo plano con su comportamiento fuera del rectángulo verde. En 2014, Arango hizo parte de la plantilla de Once Caldas que comandaba Flabio Torres; en una práctica, previa al viaje a Bogotá para enfrentar a Independiente Santa Fe, se presentó tarde y la prueba de alcoholemia que le realizaron arrojó resultados positivos. El jugador le explicó al diario El Tiempo que se había tomado una cerveza en su casa, comiendo, pero el argumento no fue suficiente para el entrenador, que lo desafectó de la convocatoria.

En su segundo paso por el cuadro de Manizales, en 2017, no asistió a un entrenamiento luego de reportarse enfermo, pero las versiones de los medios locales indicaron que un aficionado entregó pruebas que confirmaron que estuvo de fiesta en un establecimiento de rumba de la ciudad. El timonel a cargo, Francisco Maturana, habló sobre Arango en conferencia de prensa. “Elijo a los titulares de acuerdo con las prácticas. He dicho que es un desperdicio porque él tiene condiciones. Yo tengo una imagen de Johan y no me la ha mostrado”, señaló ‘Pacho’.

Tuvo un corto paso por Independiente Medellín, en 2016, por sus actos de indisciplina. Cinco meses fueron suficientes para el entrenador Leonel Álvarez, quien hizo pública su salida. “Johan no continúa con Medellín. No va más con nosotros, solo queda desearle suerte y que ojalá con todo el talento que tiene pueda aprovecharlo en otra institución, ya que a pesar del grupo de jugadores, una hinchada fiel que siempre apoya y una ciudad maravillosa en la que todos quieren estar no supo aprovechar las oportunidades que se le dieron”, explicó Álvarez.

Escribió dos capítulos con la camiseta de Independiente Santa Fe, en ambos asomó la cabeza el mal comportamiento. En el primero, en 2017, el entrenador Gustavo Costas no pudo lidiar con su desobediencia y fue retirado del plantel. Regresó en 2019 y se vio envuelto en un choque vehicular en la vía Tenjo; sus reprochables actos y su bajo rendimiento le dieron su boleto de salida de la institución capitalina.

A la lista, se sumaron hechos como las agresiones dentro del campo; en el debut con la camiseta de Deportivo Pasto, en 2016, fue expulsado por conducta violenta contra un futbolista del Atlético Bucaramanga. También, otra ausencia a una sesión de entrenamiento del club Jaguares de Chiapas, que derivó en el anuncio del club mexicano licenciándolo.

El título de la Superliga con Independiente Santa Fe y sus goles de alta factura parecen anécdotas, Johan Arango se ha llevado el foco de la opinión pública usando el traje de la indisciplina y un historial de salidas por la puerta de atrás de los clubes.

Te Recomendamos