Otro exFarc de la célula que se atribuyó el crimen de Álvaro Gómez está vivo y dispuesto a hablar

Según informaciones del hoy senador del partido Farc, ese crimen fue ejecutado por la Ruan, la red de la exguerrilla que intentó tomarse Bogotá.

Álvaro Gómez Hurtado, líder político colombiano asesinado el 2 de noviembre de 1995.
Álvaro Gómez Hurtado, líder político colombiano asesinado el 2 de noviembre de 1995.

Después de que el exguerrillero y hoy senador, Carlos Antonio Lozada, dijera “yo ejecuté la orden para matar a Álvaro Gómez Hurtado”, el pasado 6 de octubre, añadió con esta información que “los que participaron están muertos”.

También le había dicho a El Espectador que él es el único sobreviviente de la Red Urbana Antonio Nariño (Ruan), estructura que asesinó al líder conservador. Cabe recordar que esta red estaba pensada por las Farc con el fin de tomarse la capital del país.

Ante la incredulidad de varios sectores, Gallo decidió anticipar algunos datos. Por ejemplo, que fue un comando de cuatro hombres de la Ruan el que mató a Gómez Hurtado. Y agregó que dos de los guerrilleros de “esa estructura profesional” murieron en la llamada masacre de Mondoñedo, en septiembre de 1996. Sobre los otros dos dijo que luego añadiría detalles.

En ese sentido, Lozada se convirtió, según él, en el único que conoce la verdad que las Farc dicen tener sobre el crimen de Gómez Hurtado, ejecutado el 2 de noviembre de 1995.

Por otro lado, el senador Lozada ya fue citado por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y por la Fiscalía para que amplíe su versión, que la familia Gómez Hurtado rechaza contundentemente.


El otro exfarc

Pero antes de que el senador Gallo saliera a admitir su presunta participación en el magnicidio, un exintegrante de las Farc desmintió que Lozada fuera el único sobreviviente de esa red urbana.

Según informaciones de El Tiempo, en efecto, hay otros sobrevivientes, entre ellos el supuesto segundo comandante de esa red, alias 'Chucho’, cuyo nombre es José Marbel Zamora Pérez. Este hombre aparecía en informes de inteligencia del 2002 con su ese nombre y con el de Fernando Ujabán Salinas o Jesús Nariño (Chucho).

Además de esto, según los mismos informes, lo señalaban de pertenecer al ala militar, encargado de las milicias de las Farc, desde 1992. También se le sindica de ser responsable de la toma de varios CAI en Bogotá en 1996 y de ser parte del comando que las Farc armaron contra el Plan Patriota.

Zamora ha estado en dos ocasiones en la cárcel, una en junio de 1996, cuando el Ejército lo capturó. Y la otra, de mayo de 2002, en la que se anota que pesaba en su contra una condena por rebelión y terrorismo. Según informes de la Policía, Zamora estaba activo en la Ruan para la época del magnicidio (1995).


¿Zamora no mató a Gómez?

Según dice Zamora, en la época del magnicidio fue condenado a 10 años de cárcel; también dice que una vez en libertad se reintegró al frente ‘Antonio Nariño’, ubicado en el Caguán para ese entonces. De hecho, escribió que allí interactuó con mandos, incluido el "querido ‘Mono Jojoy’ ", quien, según el senador Lozada, dio la orden de matar a Gómez.

En conversación telefónica con El Tiempo, Zamora admitió que perteneció a la Ruan, aunque niega haber sido segundo al mando, como lo señalaban las autoridades en ese momento: “No era ni el segundo ni nada de eso. Es más, yo estaba recién ingresadito (sic) en esa época a la guerrilla. Todavía no tenía tiempo para ser mando”, le dijo a ese periódico.

También negó haber pertenecido a la estructura que ejecutó el crimen de Álvaro Gómez. De hecho, dijo que desconocía la versión de la participación de la Ruan en el crimen del dirigente conservador.

Por eso le afirmó a El Tiempo que es al senador Carlos Antonio Lozada al que le corresponde aclarar la participación de la Ruan en ese magnicidio. “En el momento en el que las autoridades me requieran, yo daré mi versión”, finalizó.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos