Invima responde por fallas en fabricación e importación de tapabocas

La Procuraduría advirtió, en días pasados, que podrían estar circulando tapabocas con bacterias, hongos y heces de animales.

- Personas con tapabocas caminan hoy por un sector comercial de Sao Paulo (Brasil). EFE/ Sebastiao Moreira
- Personas con tapabocas caminan hoy por un sector comercial de Sao Paulo (Brasil). EFE/ Sebastiao Moreira

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) anunció que se suspendieron algunas publicaciones en páginas web de fabricantes nacionales de tapabocas y se realizaron visitas extraordinarias a lugares de producción de estos elementos que tenían denuncias por presuntas irregularidades.

Este anuncio se hizo tras la solicitud que hizo la Procuraduría General de la Nación al Invima de revelar información relacionada con la vigilancia y control de los procesos de importación, fabricación y comercialización de tapabocas en Colombia; pues estarían circulando algunos de estos objetos con elementos como heces de animales, hongos y bacterias.

EN CONTEXTO: ¡Alerta! Procuraduría advierte que podrían estar circulando tapabocas con bacterias, hongos y heces de animales

El Ministerio Público le envió una carta al director del Invima, Julio César Aldana Bula, en la que asegura que hay alarma por la denuncia presentada por la Asociación de Fabricantes de Dispositivos Médicos en Colombia.

De acuerdo con la acusación, al parecer, algunos lotes de tapabocas importados de Asia, y otros de fabricación nacional, que se encuentran en circulación, podrían tener presencia de 43 bacterias diferentes, hongos y heces de animales, perjudiciales para la salud.

El Instituto presentó la información recolectada a la Procuraduría en un documento de quince páginas. Según Blu Radio, en ese informe se explica que, desde la Dirección de Dispositivos Médicos y Otras Tecnologías del Invima, se revisaron los requisitos y la publicación de 1.976 fabricantes nacionales de tapabocas y se realizaron visitas a lugares de producción que tenían denuncias y publicidad donde se presumía de eventuales inconsistencias.

Durante el desarrollo de esos estudios, el Invima descubrió fallas en las medidas sanitarias y de seguridad en algunos establecimientos, los fabricantes no estaban cumpliendo con sus responsabilidades sanitarias en medidas como congelamiento y destrucción de los tapabocas.

Además, el Instituto reportó que, en el sistema de tecnovigilancia, se han denunciado 320 irregularidades relacionadas con dispositivos médicos vitales no disponibles, esas anomalías correspondían a productos notificados sin registro sanitario, de los cuales, el 80% (256 casos) corresponden a mascarillas quirúrgicas, tapabocas convencionales y respiradores N95 y KN95.

El Grupo de Unidad de Reacción Inmediata del Invima, según la emisora, enumeró en cinco puntos los resultados que entregaron a la Procuraduría:

1. Se suspendieron 8 publicaciones en la plataforma de comercio electrónico Mercado Libre.

2. Se reportaron 3 perfiles de Facebook por incumplimientos a la normatividad sanitaria.

3. Se generaron 3 solicitudes de acciones de inspección, vigilancia y control – IVC por competencia en actividades de comercialización a las secretarías de Salud de Bogotá y Medellín.

4. Se generaron 5 solicitudes de programación de visitas extraordinarias bajo enfoque de ilegalidad a la Dirección Misional Técnica del Instituto.

5. Se realizaron 4 traslados a la Superintendencia de Industria y Comercio por considerarse presuntos casos de publicidad engañosa, solicitando realizar las acciones por competencia, según lo establecido en el Estatuto Nacional del Consumidor.

¿Por qué es importante el uso del tapabocas?

Desde la llegada del Covid-19, el mundo entero se llenó de preguntas sobre la enfermedad y la única respuesta clara, hasta el momento, es que el uso de tapabocas es la única forma de prevenir o por lo menos, ralentizar el contagio.

De hecho, el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Robert Redfield, al testificar ante un subcomité del Senado de Estados Unidos, sugirió que las mascarillas pueden ser incluso más efectivas que una vacuna para limitar la propagación del COVID-19: “Son la herramienta de salud pública más importante y poderosa que tenemos”.

Previamente, en otro encuentro público, Redfield le pidió a la comunidad que siguiera cuatro simples pasos a fin de derrotar al coronavirus. “Les pido que hagan cuatro cosas simples: usar una máscara, mantener distancia social, lavarse las manos y ser inteligente con las multitudes. Si hacemos esas cuatro cosas, este brote se acabará”, afirmó Redfield. “Pero, si no hacemos eso, esta podría ser la peor caída desde la perspectiva de la salud pública que hemos tenido”, remató.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Avanza el debate de moción de censura y de control político contra el MinDefensa

Corte Constitucional ratifica que la vida legal inicia al nacer y no durante la gestación