Tribunal Superior de Bogotá confirmó la condena de Otto Bula

Tras un arreglo con la Fiscalía y luego de aceptar cargos por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito de particulares, Bula firmó un preacuerdo, que está pendiente de aprobación.

infobae-image

El Tribunal Superior de Bogotá confirmó, este miércoles, la sentencia condenatoria de cinco años y cuatro meses de prisión que debe pagar el exsenador Otto Bula, por su responsabilidad en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Bula, un ganadero cordobés que llegó al Congreso de la República de la mano de Mario Uribe Escobar, terminó convirtiéndose en el cerebro de buena parte de los sobornos que la constructora brasileña repartió en el país, para quedarse con multimillonarios contratos de infraestructura.

Tras un arreglo con la Fiscalía y de aceptar los cargos por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito de particulares, Bula firmó un preacuerdo, que está pendiente de aprobación.

Bula, quien fue capturado en enero de 2017, se comprometió a colaborar con las autoridades en este proceso y en la negociación pactó el pago de una multa por $6.600 millones, la cual cubriría, en parte, con un inmueble que está avaluado en más de 3 mil millones de pesos.

Ante ello, la Procuraduría presentó un recurso de apelación para que se revise la condena en contra del exsenador.

“No se percibe afectación de derechos o garantías fundamentales que amerite la declaratoria de nulidad, remedio extremo dentro del proceso penal regido, entre otros, por el principio de trascendencia que implica, no solo la demostración de una irregularidad sino, además, que ella afecte, precisamente, garantías procesales o derechos fundamentales, lo cual no se demostró”, manifestó el fallo del Tribunal.

Puntualmente, los magistrados lo que hicieron fue negar la apelación que presentó la Procuraduría para exigir la nulidad de la sentencia, considerando en su momento la tesis de que la pena estuvo señalada.

“Aquí, como queda visto, el preacuerdo celebrado comportó que Otto Bula aceptara los cargos imputados y, como contraprestación, la Fiscalía degradó su participación de autor a cómplice, convenio que conllevó la imposición de una pena definitiva de 66 meses de prisión, sin que, luego de verificada la motivación expuesta por el ente acusador, aflore la ilegalidad sugerida por el recurrente quien, reiteramos, se abstuvo de oponerse formalmente en el momento oportuno, cuando estaba llamado a hacerlo, sustentando el desacuerdo, si es que estimaba el monto y justificación de la pena inapropiado”, señaló el documento.

El pasado 15 de febrero, el Juez 15 penal de conocimiento de Bogotá había condenado al exmagistrado tras el preacuerdo suscrito con la Fiscalía y le impuso 82 meses de inhabilidad para ejercer cargos públicos.

Aunque la suerte jurídica se le puede complicar a Bula tras el anuncio del fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, en entrevista con El Tiempo.

“Habrá decisiones muy pronto. El fiscal instructor ha revisado algunos preacuerdos y principios de oportunidad y ha concluido que muchos hechos delictivos no fueron incluidos en muchos de ellos. Procederemos a imputar por concierto para delinquir a varias personas, entre ellas empresarios y políticos. Eso abrirá una veta trascendental en esa investigación”, manifestó Barbosa.

Para los fiscales a cargo del expediente es evidente que los delitos de lavado y concierto para delinquir deben ser aplicados a varios de los procesados, así medien acuerdos con la justicia.

En el caso de Bula, a pesar del preacuerdo ya firmado, existe la posibilidad de que su condena se amplíe.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos