El “glamping”, una experiencia al aire libre que gana seguidores durante el aislamiento

Cauca, Antioquia y Cundinamarca son algunas de las regiones beneficiadas con la llegada de turistas que buscan una combinación entre el glamour y el aislamiento en medio de la naturaleza en tiempos de coronavirus


Bird Glamping, ubicado en Sesquilé
Bird Glamping, ubicado en Sesquilé

Según Paola Cristancho, presidenta de Cotelco Caldas, los hospedajes en zonas rurales aumentaron un 49% en septiembre, a diferencia del hospedaje en hoteles, que creció solo 14%. Las zonas más beneficiadas con la llegada de nuevos turistas se encuentran en el eje cafetero, Antioquia y Cundinamarca.

Domos transparentes, casas al aire libre y carpas con una vista casi perfecta de los cielos es lo que ofrece el “glamping” , una forma de hospedaje que está ganando fuerza en tiempos de covid-19, por tener mejores condiciones de bioseguridad.

“Lugares donde se pueden ver las estrellas y otros que se enfocan en sus cabañas para que sean realizadas con materiales amigables, otros en flores, en café o creados para nómadas virtuales”, mencionó Cristancho para El Tiempo.

Solo en los territorios de Caldas y Quindío hay en la actualidad más de 25 zonas de “glamping”, donde se puede asistir en pareja, con amigos o con familiares. Los precios oscilan entre los $350.000 a un millón de pesos la noche dependiendo, la experiencia que se quiera vivir.

A pesar de tener, en algunos casos, precios elevados, los sitios que ofrecen glamping en áreas como el departamento del Quindío, ya no cuentan con reservas disponibles para el mes de noviembre.

“No es solamente pasar una noche en un lugar y ya, sino que la gran mayoría están en lugares rodeados de ríos, lagunas, quebradas y naturaleza. Son hoteles boutique con máximo 12 habitaciones y el servicio es muy personalizado” indicó Susana Restrepo, vocera de Alojamientos Rurales de Colombia para El Tiempo.

Susana también mencionó que, en este tipo de alojamientos, no hay aglomeraciones y el contacto con otras personas es mínimo debido a los amplios espacios que ofrece.

Por su parte Tomas Botero, propietario del sitio para glamping, El Nido del Cóndor, ubicado en el departamento de Caldas, señaló: “Nuestro sitio es una meseta, aislada por dos ríos en medio de las montañas, la única forma de entrar es caminando o en un cable aéreo de 530 metros de largo que pasa sobre uno de los ríos”.

LUGARES PARA HACER GLAMPING

El glamping es un término que nació combinando la palabra “glamour” y camping. Su especialidad son espacios al aire libre que generen una experiencia cercana a la naturaleza pero con comodidad.

Entre los lugares para disfrutar del glamping, se encuentra Balorka, ubicado en El Valle del Cauca, el cual, según su portal, promete ser un sitio “para relajarse y respirar aire puro”. Su precio es de $300.000 la noche para dos personas.

Otro lugar que ofrece este tipo de experiencias se llama Bajo el Cielo, se encuentra en Guatavita (Cundinamarca) y ofrece buena vista y arquitectura eco-amigable. Por $230.000 la noche para dos personas.

En Antioquia se encuentra Glamping Pigmalión, un lugar ubicado en medio del bosque que ofrece “un refugio ecológico de paz y descanso”, menciona su portal. Su costo es de $300.000 pesos por noche para dos personas.



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos