Aníbal Gaviria retoma la gobernación de Antioquia y con nuevas propuestas para el futuro del departamento

Después de 133 días con casa por cárcel, la oficina jurídica del Ministerio del Interior le notificó su libertad al mandatario departamental

En la imagen un registro del exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia Aníbal Gaviria, a quien la Fiscalía General de Colombia ordenó la detención por presuntas irregularidades en la contratación y construcción de una carretera. EFE/Francisco Guasco/Archivo
En la imagen un registro del exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia Aníbal Gaviria, a quien la Fiscalía General de Colombia ordenó la detención por presuntas irregularidades en la contratación y construcción de una carretera. EFE/Francisco Guasco/Archivo

El pasado 16 de octubre el Tribunal Superior de Medellín decidió concederle la libertad inmediata al gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria Correa, luego de encontrar que se vencieron los términos de ley de 120 días sin que la Fiscalía lo hubiera acusado o llamado a juicio. Gaviria Correa aseguró que tras esta decisión podría le"seguir atendiendo los requerimientos de la justicia con la absoluta seguridad de que la investigación abierta en mi contra terminará confirmando mi inocencia y la total transparencia de mis actuaciones como servidor público".

Si bien la detención del gobernador Gaviria se ordenó el 5 de junio, esta solo se efectuó el 15 de agosto, pues la Fiscalía no expidió la orden para su cumplimiento “inmediato”, según la revista Semana. A pesar de ello, el mandatario decidió asumir la medida impuesta sin estar bajo el control del Inpec, permaneciendo en su lugar de residencia y acatando la detención domiciliaria.

En las primeras declaraciones tras su liberación, Gaviria aseguró que, al retomar sus obligaciones, trabajará para la contención, mitigación y atención de la COVID-19 dado el aumento del 80% en la ocupación de las camas UCI en su departamento; además, aseguró que otras de sus prioridades serán es la reactivación económica y laboral, vistas ahora como una necesidad y obligación, y el análisis del presupuesto departamental para 2021, que priorizará la inversión pública en sectores generadores de empleo como la vivienda, la infraestructura y la reforestación. Además, reconoció que no se descartan cierres parciales para evitar el avance del virus.

Gaviria Correa habló de Antioquia 2040, un reto del departamento a futuro en una época de cambio y transformación. Proyectos como las autopistas 4G, Hidroituango, los sistemas portuarios y la revolución tecnológica requieren repensar el diálogo social para ampliar la visión pospandemia, sostuvo el mandatario

Gaviria fue detenido acusado de irregularidades durante su primera administración como gobernador, entre 2004 y 2007, en un contrato por $41.663 millones para pavimentar el tramo La Cruzada-Caucacia de la Troncal de la Paz en el 2005, por lo cual se le abrió investigación acusado de los delitos de contrato sin el cumplimiento de requisitos legales y peculado a favor de terceros.

En el contrato se firmó un anticipo del 25%, que luego se amplió al 29%. Según la Fiscalía, esto le concedió casi $1500 millones adicionales al contratista. Esta modificación “desconoció los requisitos legales esenciales, como los principios de planeación y transparencia”. Además, la investigación evidenció que se hicieron dos adiciones al contrato inicial. Una por 4 mil millones para adecuar un sector específico y otra, cuatro días antes de finalizar su periodo como gobernador, para construir una vía de acceso al municipio de El Bagre, Antioquia. Este último, según El País de España, no podía hacer parte del contrato original.

En Mañanas Blu, el gobernador aseguró que sus actuaciones como servidor público, específicamente, en la Troncal de la Paz y el Cohete de la Libertad, han sido de cara a la comunidad y bajo el debido cumplimiento de la ley. También aseguró que hay defectos en la justicia colombiana e injusticias que no tiene que ver solamente con su caso. Por eso, considera que es necesaria una profunda reforma a la justicia dado que se ha venido agitando en el país y ahora “es impostergable”.

Entre los retos más importantes que debe asumir Gaviria tras recuperar su libertad están, principalmente, la demanda por $9,9 billones que EPM interpuso en agosto contra los constructores de Hidroituango, el aumento de los contagios en el departamento con más casos registrados en el país y la inseguridad en zonas como el Bajo Cauca.