Duro choque entre el Gobierno Nacional y Distrital por la logística de la minga en Bogotá

Ante la negativa de la Universidad Nacional de recibir a la minga, los indígenas tendrán que buscar sitios para acampar. La Plaza de Bolívar, el Parque Nacional y la Plaza de Artesanos, en la lista.

Autoridades indígenas participan en una rueda de prensa hoy, en Cali (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr.
Autoridades indígenas participan en una rueda de prensa hoy, en Cali (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr.

Con la inminente llegada de al menos 7.000 indígenas a Bogotá, el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá se enfrentaron por la logística que conlleva recibir a los integrantes de la minga.

El secretario de Gobierno, Luis Enrique Gómez, aseguró, a través de su cuenta de Twitter, que las autoridades locales brindarán diferentes lugares para que los indígenas puedan quedarse, así como brigadas de salud, con lo que respondió a la ministra del Interior, Alicia Arango, quien aseguró que “no existe acuerdo previo sobre la responsabilidad del gobierno, en la atención de la logística y los temas sanitarios de la minga indígena que llega a Bogotá en los próximos días. Las autoridades locales han respondido a la minga a su paso por su ciudad”.

infobae-image

“Ante la decisión de la Minga de marchar a Bogotá buscamos coordinar su recibimiento con el Gobierno Nacional. Ofrecemos distintas locaciones y brigadas de salud. Lamentablemente el Ministerio del Interior se negó a asumir cualquier costo pese a ser su competencia, según el Decreto 2340 de 2015”, agregó el secretario.

El director administrativo de la Presidencia de la República, Diego Molano, lanzó un duro cuestionamiento a la alcaldesa, Claudia López: “así como reclamó por controles en El Dorado, debe garantizarse con la minga indígena y su manifestación”.

A este trino también respondió el secretario de Gobierno criticando la postura de Molano frente a la minga.

“¿Si no están dispuestos a pagar unos baños? ¿cómo responderán a otras solicitudes de los indígenas? Además, proponen aislarlos en un ‘cordón sanitario’ simplemente por su condición étnica. Desde Bogotá garantizamos condiciones dignas a cualquier colombiano que visite su capital”, sentenció Gómez.

En entrevista con Blu Radio, la vocera de la minga Aída Quilcué dijo que 7.000 indígenas viajan en chiva directo a la capital y otros 3.000 se devolvieron al Cauca. Los que quieren reunirse con el presidente tomaron la ruta Armenia - Fusagasugá - Soacha – Bogotá. Además, afirmó que la Universidad Nacional sería el lugar de congregación al llegar a la ciudad, algo que desmintió la institución.

La Universidad Nacional, que ya había recibido a los indígenas en otra oportunidad, envió una carta a los líderes explicando las razones por las que no pueden acoger a los integrantes de la minga.

“Sería irresponsable aceptar la instalación de este o cualquier otro campamento en la ciudad universitaria. Adicionalmente, se expondría a quienes asisten al campus por estricta necesidad, para el cuidado de seres vivos o cultivos, dentro de los proyectos de investigación o laboratorio Covid-19. También podría exponer la integridad de los participantes del movimiento social indígena”.

Jaime Franky Rodríguez, vicerrector de la Universidad Nacional, detalló que las instalaciones de la universidad no están hechas para tener campamentos, y mucho menos para recibir una movilización de tal magnitud.

“No tenemos baños, la oferta alimentaria en el campus está suspendida. La comunidad universitaria no está ingresando por la misma determinación. La apuesta que ha hecho la universidad por la pandemia ha sido la preservación de la salud colectiva y la vida, de tal manera que se pondría en riesgo a algunos de los investigadores que tienen que asistir al campus para sus procesos con seres vivos y cultivos de investigación”, agregó.

Pero la Universidad Nacional ya había sido centro de reunión de una minga. La última vez que acamparon en el campus universitario fue durante el Paro Nacional de 2019, cuando los indígenas se movilizaron hasta la Plaza de Bolívar. En su momento, los estudiantes apoyaron y acompañaron el recorrido.

“Finalmente, hacemos un llamado sobre las complejas decisiones para ejercer el derecho a la protesta mediante acciones presenciales masivas. Existe evidencia que documenta el aumento de contagio en las reuniones con un significativo número de participantes y en consecuencia la afectación a la integridad personal”, concluyó la misiva.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos