A la cárcel hombre acusado de asesinar a sus dos hijos en Zipaquirá

La Fiscalía le imputó el delito de homicidio agravado.

Captura de hombre que asesinó a sus dos hijos en Zipaquirá. Foto: Policía Nacional de Colombia.
Captura de hombre que asesinó a sus dos hijos en Zipaquirá. Foto: Policía Nacional de Colombia.

El Juez Primero Penal Municipal de Garantías de Zipaquirá, Cundinamarca, ordenó medida de aseguramiento en centro carcelario contra Amed Rodolfo Bayona Moncada, quien sería el responsable del homicidio de sus dos hijos, una menor de 6 años y su hermano de 5.

A Bayona le fue imputado el delito de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo, cargos que fueron aceptados por él. Según el fiscal delegado para el caso, por este delito, Bayona se “expone a una pena cercana a los 40 años de prisión por la gravedad de los hechos, y por tratarse del padre biológico de las víctimas”.

La audiencia fue privada, al ser un caso que incluye a menores de edad. Durante la diligencia, el fiscal delegado expuso la veracidad de la carta escrita por el presunto homicida en la que explicaba las razones económicas y sentimentales que lo habían llevado a acabar con la vida de los dos menores; además, de manifestar la intención de suicidarse.

La Fiscalía comprobó que el implicado fue abandonado por su expareja desde hace seis meses, al parecer, por el maltrato del que era víctima, razón por la que el crimen también se trataría de una venganza pasional, según el ente investigador.

“Al momento de acabar con la vida de los menores le enviaba a su expareja fotos y audios de los niños”, indicó el fiscal de la URI de Zipaquirá, al pedir la privación de la libertad por el grado de peligrosidad del implicado.

Amed Rodolfo Bayona Moncada, quien fue enviado a la cárcel de mediana seguridad de Zipaquirá, después de confesar el homicidio de Wendy Sofía de 6 años y su hermanito Edwin Alejandro de 5, presenta antecedentes por el delito de acceso carnal violento con menor de 14 años y figura como “reinsertado” de un grupo armado.

El comandante de la estación de Policía de Zipaquirá, el capitán Edwin Rodríguez, narró al medio Gente Activa Comunicaciones que una llamada, en la mañana del 13 de octubre, al 123 por parte del señor Luis Alberto Calderón González, administrador de la finca donde sucedieron los hechos, fue lo que llevó a las autoridades a atender la situación.

El oficial afirmó al medio que el llamado llegó vía radio a la central de Cundinamarca y fue atendido por el jefe del Cuadrante N°1, el patrullero Gustavo Vásquez Casallas y la Patrullera Lili Mayerly Cuervo, quienes encontraron los cuerpos sin vida de los dos menores de edad. Las autoridades forenses, que atendieron el caso, señalaron que los menores habrían muerto por “asfixia mecánica”.

“El sujeto había dejado una nota escrita en la que explicaba su situación económica y sentimental, ya que su pareja lo había abandonado y vivía en Bogotá, y que se iba a suicidar”, afirmó al portal de noticias el capitán Rodríguez.

Según información de El Tiempo, días antes de los hechos, Bayona habría llegado con los niños a ese municipio de Cundinamarca desde el departamento del Meta. A raíz de la difícil situación económica, “la única posibilidad que obtuvo fue el préstamo de una vivienda en la vereda San Jorge, a donde se fue con sus pequeños”, aseguró el medio.