¿Cómo sería la reapertura de la frontera colombo venezolana?

El Gobierno nacional tiene previsto reabrir el paso a partir del 1 de noviembre. Se analizan estrategias para evitar una ola de contagios de covid-19.

Se estima que el 1 de noviembre se dará la reapertura de la frontera colombo venezolana.
Se estima que el 1 de noviembre se dará la reapertura de la frontera colombo venezolana.

Luego de que el pasado 14 de marzo se cerraran los siete pasos fronterizos habilitados entre Colombia y Venezuela, para evitar la propagación de la covid-19, el Gobierno nacional confirmó que se prevé una reapertura para el 1 de noviembre, pero con condiciones.

Lucas Gómez, Gerente de Fronteras de Colombia, manifestó que es probable que el flujo de personas en la zona sea masivo por lo cual es necesario tomar medidas. “Sabemos de la situación sanitaria que enfrentamos, por eso es importante escuchar a los alcaldes de los municipios fronterizos con el objetivo de realizar una caracterización y actuar de manera coordinada para evitar serios inconvenientes”.

Gómez señaló que ha venido reuniéndose con el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez; el gobernador del Norte de Santander, Silvio Serrano y; el secretario de Fronteras, Víctor Bautista, para analizar los mecanismos de entrada y salida de personas, y también el impacto económico y social que causó el cierre el pasado mes de marzo,

Para Gómez, tener en cuenta estos dos últimos ámbitos es importante; son un símbolo de solidaridad. “La ciudadanía puede estar tranquila, se va actuar con respeto, prudencia y con la voluntad de avanzar en acciones para atender la acción humanitaria, de seguridad y de apoyo a los ciudadanos venezolanos, quienes enfrentan situaciones difíciles en materia económica y social”.

Víctor Bautista, secretario de Fronteras del Norte de Santander, explicó que, “no podemos hablar aún de reapertura de frontera, se viene realizando un análisis de las estrategias a utilizar, nosotros deseamos una reactivación económica de manera controlada, pero ante todo que se permita la movilización de vehículos de carga por los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander”.

Según cifras del periódico cucuteño La Opinión, antes de la emergencia sanitaria declarada por la pandemia de la covid-19, a diario, unas 40.000 personas circulaban por el puente internacional Simón Bolívar, que comunica a Villa del Rosario, en Colombia, con San Antonio del Táchira, en Venezuela.

Ahora, con la reapertura de la frontera, según el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, se podría esperar la salida y entrada al país de entre 15.000 o 20.000 personas, “La preocupación, en ese sentido, es por el riesgo de contagio al que se enfrentará la población nacional, porque nos estaremos enfrentando a una migración pendular de entre 15.000 y 20.000 personas al día, que, es apenas obvio, podría desatar un posible rebrote de la COVID-19”, explicó.

El alcalde señaló que las medidas deben ser ‘predictivas y preventivas’. Asegura el mandatario que, aunque todas las medidas de bioseguridad y revisiones médicas se llevarán a cabo, le preocupa que la llegada de migrantes ‘agraven problemáticas que ya existen en Cúcuta’.

“Si vamos a reabrir la frontera, debemos reorganizar un plan de choque para el tema del espacio público, con el Ejército y la Policía Nacional, manteniendo el acordonamiento de la vía principal de La Parada y de La Parada vieja”, agregó.

Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, resaltó la importancia de una ‘apertura organizada’ y, para ello, dijo, es necesario contar con la participación activa de la Gobernación del Norte de Santander, los gobernadores y de las autoridades de la salud.

“Necesitamos caracterizar a los migrantes que a diario llegan. Es importante, si queremos que de verdad estas personas se integren a la ciudad y el país, tener la mayor cantidad de información que nos permita, incluso, sabiendo sus capacidades laborales, ofrecerles algunas fuentes de ingreso formal que les lleve a obtener recursos y evitarles la informalidad o un posible reclutamiento de estructuras ilegales”, concluyó el alcalde Jairo Yáñez.