'Alcatraz’ explotó en rueda de prensa ante un Cúcuta sin sede, sin jugadores, sin plata y sin resultados

Acolfutpro dejó en evidencia las condiciones en las que viven los jugadores del cuadro ‘motilón’ en Armenia, ciudad que los adoptó para finalizar la Liga BetPlay Dimayor.

Gilberto Alcatraz García, jugador de Cúcuta Deportivo.
Gilberto Alcatraz García, jugador de Cúcuta Deportivo.

Cúcuta Deportivo navega en el fondo de la tabla de posiciones de la Liga BetPlay Dimayor, ocupa la casilla 19 con diez puntos y cayó 3-0 este domingo ante Deportes Tolima, en partido correspondiente a la fecha 13 del torneo. La crisis futbolística del club va de la mano del manejo de su dirigencia, en cabeza del presidente José Augusto Cadena, que ayer fue señalada nuevamente, una vez finalizó el juego.

Gilberto ‘Alcatraz’ García, futbolista de la institución, habló en rueda de prensa y no ocultó los problemas con los que ha tenido que lidiar el entrenador uruguayo Jorge Artigas, para conformar la plantilla de cara a los duelos que han disputado en el campeonato, después de la pandemia, y los que se avecinan.

“Así tengamos limitantes, el día miércoles vamos a estar con 15 jugadores disponibles, que es algo que no puede pasar en un club profesional. Es algo inaudito, es algo que se preveía desde que volvimos de la pandemia, pero que en ningún momento se tomaron cartas en el asunto, entonces nos está pasando factura ahora porque el torneo siempre va a tener sanciones, lesiones, pero si uno tiene un buen plantel, adecuado y numeroso, se pueden suplir”, señaló García.

En el final de la intervención ante los medios, el defensor expuso las posibles repercusiones que podría tener la directiva por sus reclamos. “No sé qué vaya a pasar después de lo que estoy diciendo, si me cuesta la salida del club lo asumo con toda la altura porque he dejado todo, porque me he entregado al máximo, lejos de mi familia, lejos de mis seres queridos, pero con amor a la profesión y con sentido de pertenencia. Si esto me va a costar la salida, me voy con la cabeza arriba y orgulloso de cada uno de mis compañeros”, concluyó.

A los reclamos de García, se sumó la denuncia que hizo la Asociación Colombiana de Futbolistas profesionales (Acolfutpro), a través de Twitter, sobre las condiciones en las que se encuentran los jugadores del cuadro ‘motilón’, a quienes les adeudan dinero y están hacinados en una finca en Armenia, ciudad que adoptó al equipo para que oficie como local en el estadio Centenario.

“Apoyo a los futbolistas de Cúcuta Deportivo que están a punto de ser desalojados de sus casas, algunos con cuatro y otros con tres meses sin salario, hospedados en una finca en Armenia en la que cuatro comparten habitación y sin medidas de bioseguridad”, manifestó la entidad en el trino, solicitando el apoyo de la Dimayor, Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo, Ministerio del Deporte y de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro).

El pasado 30 de julio, el Ministerio del Deporte le notificó al club la suspensión del reconocimiento deportivo por incumplir con el pago de las obligaciones laborales a su cargo, entre el 31 de diciembre de 2018 y el 31 de agosto de 2019; una deuda que alcanzó un valor de $161′561.638 y obligaba a hacer un desembolso superior a los 40 millones de pesos para poder competir. Cadena salió al paso en declaraciones para el Diario La Opinión, “el reconocimiento no se pierde así como así. Tengo la posibilidad de perder el reconocimiento deportivo, pero no lo vamos perder. Salvo que nos suspendan dos, tres veces o más, por reincidencia sí se perdería, pero no lo hemos perdido”, también señaló “hay unas diferencias laborales que tenemos con el Ministerio y se van a pagar para revocar la sanción”.

En septiembre, el conjunto ‘motilón’ anunció en un comunicado que jugaría en Armenia como local, para finalizar la Liga BetPlay. Manifestó que el estadio General Santander, en Cúcuta, no cumplía con las condiciones para albergar partidos y tampoco con los requerimientos sanitarios. Esto, sumado a las deudas del equipo con el Instituto Municipal para la Recreación y el Deporte (IMRD) de la ciudad; su director, Óscar Montes, afirmó ante los medios, el día cinco de ese mes, que se venció el límite de pago:

“El 3 de septiembre se cumplió el plazo impuesto por la Superintendencia de Sociedades para la normalización del pasivo que a la fecha Cúcuta Deportivo, en cabeza de José Augusto Cadena, presenta ante el IMRD. A la fecha del 5 de septiembre, el pasivo del equipo asciende a más de 910 millones de pesos”.

El ‘doblemente glorioso’ navega entre las deudas, las denuncias y la cara poco amable de la posición 19 del campeonato colombiano. El título de la Liga, conseguido en 2006, y la semifinal de Copa Libertadores en 2007 parecen lejanos y el equipo sigue encajando goles en el partido ante la crisis institucional.