Después de la extensa indagatoria del ex presidente y senador Álvaro Uribe Vélez en la Corte Suprema de Justicia, la cual duró siete horas y dejó como conclusión su vinculación formal al caso de manipulación de testigos que lo tiene enfrentando los delitos de fraude procesal y soborno, ahora será el turno del representante a la Cámara por el Centro Democrático -partido de Uribe- Álvaro Hernán Prada de rendir indagatoria en el marco del mismo caso.

Aunque la audiencia de indagatoria estaba programada para este miércoles, el magistrado instructor del caso, César Reyes, decidió aplazarla y todavía no se conoce la fecha de la diligencia.

Al representante Prada también se le acusa de soborno y fraude procesal, los mismos delitos de los que quedó formalmente sindicado Uribe el martes. También comparte con el expresidente el hecho de que en el centro de su acusación están las supuestas presiones a un testigo en específico, Juan Guillermo Monsalve, un exparamiliatar integrante del Bloque Metro de las extintas AUC -Autodefensas Unidas de Colombia- quien era el hijo del mayordomo de la hacienda Guacharacas, una finca ubicada en zona rural de Antioquia que era propiedad de la familia Uribe y que según los testimonios de Monsalve fue el lugar en el que surgió esta estructura paramilitar, una de las primeras que se conformaron en Colombia.

En esta nueva indagatoria la Corte pretenderá esclarecer si Prada intentó manipular al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve para que cambiara su testimonio en el que menciona a Uribe y afirmara que eso había sido producto de presiones y sobornos del también congresista Iván Cepeda, senador del Polo Democrático -partido opositor de izquierda- y uno de los principales contradictores de Uribe.

Cabe recordar que el origen de las investigaciones contra Prada y el propio expresidente Uribe partieron de un debate que en 2014 adelantó Cepeda en el Congreso en donde señalaba al expresidente de ser el principal determinador del surgimiento y consolidación del paramilitarismo en Colombia, además de usar el testimonio de Monsalve y otros exparamilitares para vincularlo junto con su hermano Santiago Uribe como directos responsables de la creación del Bloque Metro de las AUC.

Por ese debate Uribe denunció a Cepeda ante la Corte por manipular testigos y esta, años después, determinó que no había pruebas contra el senador del Polo, cerró su proceso y ordenó compulsar copias para investigar a Uribe por los mismos hechos.

Durante ese nuevo proceso contra el expresidente, la defensa de Iván Cepeda advirtió supuestas presiones contra Monsalve, quien fue contactado por otro exparamilitar de nombre Carlos López, alias Caliche, para pedirle que hiciera un video retractándose de su testimonio contra Uribe y culpando a Cepeda de haberlo sobornado.

Ese video, según se ha conocido por las revelaciones que el periodista Daniel Coronell ha hecho sobre el caso, se necesitaba con urgencia para que la defensa de Uribe presentara un recurso contra la decisión de la Corte Suprema de investigarlo.

A Monsalve lo buscó Carlos López, alias Caliche, para pedirle que hiciera un video retractándose de todo y que culpara a Cepeda de haberle ofrecido dádivas, material fílmico que, además, se necesitaba con urgencia. Según las pesquisas, fue Prada quien pidió a Caliche que hiciera esas gestiones, las cuales sucedieron entre los días 21, 22, y 23 de febrero de 2018.

Esta fecha es clave porque era el límite que tenía la defensa de Uribe para presentar un recurso ante la Corte para solicitar la revocatoria de la decisión de investigarlo.

Las presiones a Monsalve se hicieron por mensajes de chat y de voz que hoy están en poder de la Corte y que han sido revelados por Daniel Coronell en sus columnas. En ellos “Caliche” dice que “un man muy grande”, quería hablar con Monsalve por intermedio suyo y que tenía un mensaje “de parte del ex”.

Para el alto tribunal la “persona importante” a la que se refiere Caliche es el representante Prada, quien fue presidente del Centro Democrático en el Huila, departamento por el cual salió electo al Congreso.

En varios de los audios revelados por los medios que Caliche habría enviado a Monsalve se le escucha nombrar a ese poderoso político como “el viejo”.

“El presidente (del partido en Huila) es amiguísimo mío y el hombre, pues preocupado por el escándalo de esa chicharronada, me dijo: venga, Caliche, yo sé que usted habla con el fulano de tal, porque hay un amigo mío que se llama don Rodrigo y él le contó. A mí me llegaron hoy precisamente y me dijeron: por qué no habla con el señor, a ver si se puede la manera de que él nos mande un video o algo diciendo que ese man lo que está hablando es mierda, o sea, lo que le está proponiendo ese Cepeda a usted es mierda”, se escucha en un audio revelado por El Espectador.

En otro audio afirma Caliche: “Lo que pasa es que el viejo tiene que presentar unas vainas allá el viernes en unas pruebas que tiene que mandar el viernes, entonces sería muy bueno que usted diera la declaración así fuera por este medio mío, diciendo de que el hombre ese le ofreció prebendas que nunca le cumplió a cambio de enredarlo a él. Eso es lo que están diciendo aquí, mano”.

Prada a reiterado que no tiene vínculos con Caliche y que es falso que lo haya contactado para pedirle presional a Monsalve. Por el contrario, el congresista ha sostenido que fue Caliche quien lo contactó afirmando que Monsalve quería retractarse de su testimonio porque el senador Cepeda lo habría presionado para que vinculara a Uribe a la historia de la finca Guacharacas y la creación del Bloque Metro.

En su defensa el congresista ha presentado varios pantallazos de conversaciones con “Caliche” en las que sería este quien propone la retractación de Monsalve y le pide a Prada una cita con él y con el expresidente Uribe.

Un día después de que la Corte llamara a indagatoria a Prada y Uribe, el representante del Huila recibió un supuesto mensaje de Caliche que hizo público y que afirma: “Miré las noticias hoy my (sic) intención nunca fue hacerle ningún daño a su buen nombre ni al doctor Uribe no soy ningún bandido ni paramilitar como lo dicen los medios (.) Soy un conocido del señor Monsalve hace años y no es ningún complop (sic) contra usted”.

La Corte en la nueva indagatoria contra Prada deberá determinar si lo vincula formalmente al caso como hizo con Uribe y de ser así si este esperará el juicio en libertad o bajo custodia.