El paro de taxistas en Colombia
El paro de taxistas en Colombia

La movilidad en las principales ciudades del país amaneció afectada por la convocatoria de un paro nacional del gremio de los taxistas para protestar en contra del auge que están teniendo en Colombia las plataformas digitales de transporte como Uber e In Driver, las cuales califican de piratas e ilegales.

"Hay una ilegalidad desbordada en las ciudades. No vemos que haya contundencia para reprimir la piratería que está siendo promovida por plataformas digitales en vehículos particulares y motos que no están autorizados", manifestó Manuel Gil, presidente del sindicato Taxistas Bogotá a Caracol Radio.

Los taxistas afirman que con el surgimiento de estas plataformas digitales se ha permitido el uso indiscriminado de vehículos particulares que no cumplen con las normativas de transporte que se le exige al gremio taxista, lo que los hace partir de una situación de desventaja que les ha representado perdidas de alrededor del 50% de sus ingresos.

La pelea de los taxistas con las nuevas plataformas como Uber, Cabify e In Driver es de vieja data en Colombia y se soporta en las repetidas resoluciones del Ministerio de Transporte que han declarado ilegal el servicio prestado por estas plataformas.

El mes pasado, por ejemplo, cientos de taxistas en Bogotá se manifestaron en las oficinas de Uber exigiendo al gobierno la expulsión de la empresa. Allí anunciaron que tomarían "vías de hecho" debido al incumplimiento del que se sienten víctimas.

Sin embargo, a diario estas plataformas de transporte son usadas por miles de ciudadanos que las prefieren para su transporte por encima de los llamados "taxis amarillos".

Las restricciones al uso de autos particulares como transporte público es castigado con una serie de multas para los conductores, que van desde 830 mil pesos (USD258), la suspensión de la licencia de conducción por seis meses y, en caso de reincidencia, la suspensión de la licencia de conducción por 25 años.

El paro de nacional de taxistas, que avanza en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga o Barranquilla, tiene en alerta a las autoridades, ya que en ocasiones pasadas este tipo de paros organizados por el gremio taxista han derivado en situaciones de violencia que van más allá del bloqueo a la movilidad.

En el transcurso de la mañana en Bogotá, donde unos 18 mil taxistas se declararon en paro, ya se han reportado situaciones en las que taxistas detienen vehículos particulares que estarían prestando servicio de transporte para violentar el vehículo o a quien lo conduce. También a otros taxistas que no se sumen al paro.

Por redes sociales el tema es la principal tendencia en el país, lo que ha llevado a muchos ciudadanos a manifestarse en contra del gremio taxista, al que perciben como abusivo y arcaico, inclinándose por el uso de las plataformas de transporte.