El ex presidente Álvaro Uribe tuvo que cambiar de número tras recibir llamadas amenazantes.
El ex presidente Álvaro Uribe tuvo que cambiar de número tras recibir llamadas amenazantes.

En medio de la investigación del caso de corrupción conocido como el 'cartel de la toga', la Corte Suprema de Justicia interceptó por error el teléfono celular del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, porque aparecía entre los contactos del ex representante a la Cámara Nilton Córdoba, implicado en el proceso. El problema mayor fue cuando un medio nacional publicó el número, también por error.

"Que me intercepten por error o en cumplimiento de deberes legales no me incomoda, yo soy una persona con responsabilidades públicas (…) Si esa interceptación por error llevó a que me escucharan temas relevantes para investigarme, esos temas no debieron sorprender a la Corte porque he expresado reiteradamente mi decisión de buscar pruebas sobre mi honorabilidad", dijo Uribe por Twitter.

El senador del centro Democrático había enviado una petición a la Corte para que explicara por qué su teléfono estaba siendo interceptado en procesos distintos a los que tiene por la presunta manipulación de testigos. Por lo que el alto tribunal envió un comunicado para aclarar la situación.

Según el documento, el número de Uribe aparecía "de manera reiterada" en el expediente de Nilton Córdoba, pero tras comprobarse que "no representaba información relevante" en el caso, ordenaron la cancelación de la intercepción, el 4 de abril de este año. Pero en esa misma labor sí encontraron contenido "trascendente y relevante" para la investigación actual contra el ex presidente.

"Fue una interceptación legalmente decretada que, por ser de utilidad para otra, fue legalmente trasladada", afirmaron a Efe fuentes del tribunal. Se refieren al caso de 2012 en el que el exmandatario Uribe denunció al también senador Iván Cepeda, del partido de izquierda Polo Democrático, por usar falsos testigos para acusarlo de buscar exparamilitares en cárceles que declararan en su contra.

El problema mayor para Uribe, fue que el diario nacional El Tiempo publicó una aclaración sobre el documento de la Corte Suprema de Justicia que contenía el teléfono personal del senador, hecho por el que ya se disculparon. Desde entonces el exmandatario recibió llamadas amenazantes desde al menos seis líneas diferentes. Por lo que tuvo que cambiar de número.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: