Jefferson Arévalo fue sacado a la fuerza de su finca el pasado 21 de agosto.
Jefferson Arévalo fue sacado a la fuerza de su finca el pasado 21 de agosto.

Después de tres días de desaparecido, campesinos encontraron el cuerpo sin vida de Jefferson Andrés Arévalo, líder social y militante del partido político de izquierda Unión Patriótica (UP), en zona rural de Puerto Rico, Meta. Su esposa permanece grave de salud en tras haber sido violada por los hombres que perpetraron el secuestro.

El pasado 12 de agosto, en horas de la mañana, varios hombres armados y encapuchados ingresaron a la finca de Arévalo en la vereda El Danubio, lo amarraron y se lo llevaron con rumbo desconocido. Pero antes, violaron a su esposa, Gladys Tirado, y la hirieron degollar con arma blanca, pensando que la había matado.

La mujer permanece en cuidados intensivos en el hospital departamental de Villavicencio, bajo pronóstico reservado. Así lo dio a conocer la Corporación Reiniciar, que defiende los derechos humanos de líderes campesinos, cuya versión fue confirmada por el hermano de la víctima, Luis Martínez, quien logró esconderse.

"Momentos antes a los hechos, al parecer tropas de la Séptima Brigada del Ejército estuvieron en la finca mencionada y desplegados en la vereda El Danubio en desarrollo de acciones cívico militares", describió la Corporación para denunciar la omisión de las Fuerzas Militares.

Reiniciar aseguró que Jefferson Arévalo y su esposa sobrevivieron al exterminio de la UP de los años 80 y 90, en el que al menos 2.000 miembros de ese partido político fueron asesinados por narcotraficantes, paramilitares y agentes del Estado (Ejército, Policía). Entre esos muertos está su madre, Luz Marina Robayo, secuestrada y torturada por el Bloque Centauros de las Autodefensas, en 2003.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: