En un enfrentamiento entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las tropas de la Fuerza de Tarea Quirón, del Ejército Nacional, murió alias "Grillo", jefe de la comisión de explosivos del grupo terrorista. Horas después de su muerte, una caravana salió a despedirlo entre gritos y llantos, acto que ha indignado a Colombia.

El guerrillero habría abierto fuego contra tropas militares en la vereda Caño Negro, del municipio de Fortul (Arauca), donde resultó herido. El Ejército sostiene que los enfermeros intentaron salvarle la vida pero finalmente falleció.

Alias "Grillo" tenía más de 20 años de experiencia en el manejo de explosivos al interior de la guerrilla, e incluso fue instructor en la implementación de armas no convencionales. Además, era señalado de ser el autor de varios ataques terroristas en los departamentos de Casanare, Boyacá y Arauca; y contra el Oleoducto Caño Limón Coveñas.

"Habría participado en la siembra de minas antipersonales que afectaron a dos personas, entre ellas, un menor de edad, lo cual es una clara infracción al Derecho Internacional Humanitario", explicó el Ejército Nacional, de acuerdo con lo que consignó El Espectador.

Tenía orden de captura por delitos como desplazamiento forzado, terrorismo, secuestro, rebelión, extorsión y tentativa de homicidio.

Horas después de su muerte, una caravana de motocicletas y la comunidad del pueblo salieron a acompañar el cuerpo del guerrillero en el ataúd, lo que ha generado rechazo e indignación del Ejército y toda la sociedad colombiana, que lo ha criticado en redes sociales. En un video, incluso, se observa el recorrido y se pueden escuchar gritos de dolor y llantos.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, advirtió que pese a la reanudación de los diálogos de paz con el ELN en Ecuador, los operativos contra esa guerrilla continuarán hasta tanto no se acuerde un cese bilateral.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: