Carlos Eduardo Barrero, el sacerdote que fue asesinado de varios disparos en la cabeza
Carlos Eduardo Barrero, el sacerdote que fue asesinado de varios disparos en la cabeza

A las afueras de la parroquia del barrio Verbenal del Sur, en la localidad de Ciudad Bolívar, en Bogotá, yacía el cuerpo de Carlos Eduardo Barrero, de 80 años, con varios impactos de bala en su cabeza. Una niña que asistía a la misa dominical de la mañana lo encontró cuando salía hacia el baño con su madre.
Como ocurre en estos casos, nadie escuchó nada, y la eucaristía se interrumpió con el extraño crimen.

Barrero no era del barrio, una zona vulnerable de la ciudad, pero era conocido por todos los vecinos. Fue él quien hace 17 años construyó el templo y donó el terreno a la iglesia, y cada domingo abría sus puertas para recibir a los feligreses luego de tocar la campana, reporta El Espectador. Además, ayudaba a la comunidad y recogía ropa, alimentos y juguetes para los habitantes y niños del sector.

Los testigos dicen no haber escuchado los disparos, por lo que se presume que el criminal usó silenciador. Otros indican que antes de la misa de 11 a.m. lo vieron con varios hombres. Pero nadie dio más declaraciones por miedo, en el barrio la inseguridad es de cada día. Solo Luna, su perra criolla negra, ladraba desconsolada, de acuerdo a la reconstrucción hecha por los presentes.

La Policía descartó un hurto, porque no se reportaron pérdidas. Investigan si se trata de un conflicto por tierras, pues en la zona opera una banda llamada Los Tierreros, que invaden predios públicos y privados para venderlos de forma ilegal. Según El Espectador, la víctima habría sido amenazada por no firmar unos documentos para ceder su propiedades.

MAS SOBRE ESTOS TEMAS: