Miguel Ángel Romero
Miguel Ángel Romero

El viernes 2 de febrero, Miguel Ángel Romero, de 78 años, madrugó como de costumbre para ordeñar sus vacas. Pero cerca de las 11:30 de la mañana, recibió una llamada en la que unos hombres lo citaban para hacer supuestos negocios. Él fue sin imaginarse que sería el comienzo del final de su vida.

La cita era una trampa, relata el diario local Extra. Mientras Miguel estaba fuera de su finca, un grupo de hombres en dos camionetas todoterreno robaron 30 cabezas de ganado con las que el campesino subsistía. Los hechos ocurrieron en el kilómetro 7 vía Choachí – La Calera, en Cundinamarca.

Molesto y preocupado, el padre de 4 hijos fue a reclamarle a su vecino, pues creía que estaba involucrado en el hurto. Luego de una fuerte discusión, Miguel fue atado y golpeado casi hasta la muerte. Según contó su familia, fue llevado nuevamente hasta sus terrenos, donde fue rociado con gasolina y quemado vivo.

El cuerpo casi irreconocible del hombre fue entregado a sus familiares por Medicina Legal, en Bogotá, a donde llegó luego de un recorrido por varios municipios aledaños. La Policía ya capturó al presunto asesino, pero no reveló su identidad.

LEA MÁS: