Fernando Solórzano debió cerrar temporalmente su local de chorizos